Publicado en Destacado, NACIONAL.

AMLO delantó que, si la situación se pone difícil por el desfogue de la presa Peñitas, él acudiría a Tabasco

En la Yesca, Nayarit, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) dio a conocer que para evitar una tragedia su gobierno determinó aumentar el desfogue de la presa Peñitas que se encuentra llena debido a las intensas lluvias que se han registrado en el estado, aumentando los caudales de los ríos Usumacinta y Grijalva.

La decisión implica inundar la planicie, las zonas bajas del estado, por lo que llamó a los pobladores a ir a las partes altas, a los albergues.

“La prioridad es cuidar la vida, las casas, los animales, los muebles, se pueden reponer. Está muy lleno el vaso de la presa y se tiene ir soltando agua porque se tiene que evitar una tragedia mayor. Le digo a mis paisanos que tomen precauciones que lo más importante es la vida, que lo material, pues, vamos a buscar la manera de que se reparen los daños, eso tiene solución”, dijo Andrés Manuel López Obrador.

El almirante Rafael Ojeda, secretario de Marina, encabezará el operativo para proteger a la población.

“Les pido que vayan a los refugios, que se cuiden, que vayan a las partes altas, que los potreros, los animales de corral, los muebles de las casas, las mismas casas, todo eso vamos a rehacer, yo me comprometo a que se apoye a toda la gente”, señaló el mandatario mexicano.

El presidente insistió en que se ha llegado a esta situación, en primer lugar, porque ha llovido intensamente en las zonas del estado donde no hay control de los caudales de los ríos, porque se descuidó durante años el desazolve de los mismos, porque se permitió la construcción de viviendas en las zonas bajas y porque no se le ha permitido a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) que operen las presas turbinando el agua para generar energía en el nivel que era necesario.

Adelantó que, si la situación se pone difícil durante el desfogue de la presa, él acudiría a Tabasco.

Señaló que se mantiene atento con reportes que recibe cada 20 minutos.

“Mañana ya vamos a poder tener una evaluación de cómo andan los niveles, es que está lloviendo mucho de la parte de arriba, de la parte de Chiapas, de la presa Peñita hacia arriba; afortunadamente en las otras tres presas están río arriba del Grijalva, Angostura, Chicuasén, y Malpaso; hay niveles bajos en los vasos y las tenemos cerradas, pero de Malpaso a Peñitas lo que está lloviendo es mucho y eso es lo que obliga al desfogue de esta presa Peñitas”, comentó López Obrador.

Tras recorrer por tierra un camino de terracería de alta peligrosidad por el nivel de derrumbes que se registra para llegar a la Yesca, Nayarit, el presidente supervisó los avances de la modernización de este camino.

Este año se están trabajando 12.4 km con una inversión de 60 millones de pesos, hay aquí un intenso trabajo para recortar las laderas de la montaña.

La ruta se va a ampliar a 7 metros de ancho y el proyecto es que este año se estará terminando una primera fase.

Se pretende que en 2021 con una inversión de 210 millones de pesos se estaría concluyendo en su totalidad los 37 km pendientes de la presa La Yesca a la población del mismo nombre.

“En noviembre se va a estar terminado este camino, en un año vamos a tener la dicha de venir a inaugurar este camino. Me da mucho gusto que se esté trabajando en estas comunidades marginadas, no del desarrollo, porque todos los mexicanos aportan al desarrollo del país, estas comunidades están marginados de los beneficios del desarrollo, por eso es importante hacer justicia” dijo Andrés Manuel López Obrador.

Enfatizó que en Nayarit se avanza con la realización de obras como esta porque el gobierno federal trabaja en armonía con el gobierno local, con el gobernador Antonio Echevarría y con los gobiernos municipales.

Hoy sábado y mañana domingo el presidente continuará con su gira por los estados de Nayarit y Sinaloa.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *