Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

La detección de las mutaciones en 216 granjas de visones ha llevado al Gobierno a ordenar el sacrificio de todos los animales.

Las autoridades sanitarias danesas investigan unos 200 casos de coronavirus que aparentemente derivan de mutaciones transmitida a través de los visones, en su mayoría en la región de Jutlandia Septentrional, donde se encuentran la mayor parte de las granjas dedicada a estos animales.

El Statens Serum Institut (SSI) ha cifrado en 214 el número de infecciones detectadas y vinculadas a cinco variantes diferentes. Una de ellas es especialmente dañina, ya que limita la capacidad del ser humano para crear anticuerpos y puede hacer que las vacunas futuras contra la COVID-19 sean ineficaces.

Las autoridades incluyen dentro de este último grupo a doce personas, si bien estos enfermos no han mostrado síntomas más graves que el resto.

La detección de las mutaciones en 216 granjas de visones ha llevado al Gobierno a ordenar el sacrificio de todos los animales, unos 15 millones en total, así como a imponer un confinamiento en la región de Jutlandia Septentrional, lo que afecta a unas 280.000 personas.

FUENTE. EXCELSIOR

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *