Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Estados Unidos sigue este jueves sin saber quién será su próximo presidente: dos días después de los comicios, el candidato demócrata Joe Biden mantenía su ventaja frente al mandatario republicano Donald Trump, quien denunció fraude y anunció varias demandas impugnando el conteo de votos.

El exvicepresidente de Barack Obama se acercó a la Casa Blanca tras ser declarado vencedor en Michigan y Wisconsin, y avanzar en Pensilvania y Georgia, aunque perdió terreno en Arizona. Estos estados, todos ganados por Trump en 2016, tienen la llave de la elección.

Biden suma 253 o 264 votos electorales, y Trump, 214. Para ganar la Casa Blanca es necesario obtener 270 de los 538 votos del Colegio Electoral, según el sistema estadounidense de sufragio universal indirecto.

La diferencia de 11 votos electorales para Biden radica en que la noche de la elección, la agencia AP y la cadena Fox News le adjudicaron el triunfo en Arizona, pero otros medios aseguran que el resultado allí sigue incierto.

Dependiendo de los dos escenarios, Biden solo necesita seis o 17 votos electorales para alcanzar el número mágico, que podría obtener en Nevada (6), Georgia (16) o Pensilvania (20) quizás este mismo jueves.

Creo que será un día muy positivo», dijo la directora de campaña demócrata Jennifer O’Malley Dillon.

Biden, de 77 años, lideraba en Nevada con una ventaja mínima de 8.000 votos con 86% del escrutinio. En este estado, donde Hillary Clinton ganó en 2016, muchos de los votos pendientes provienen de áreas que tienden a votar por los demócratas.

Trump, de 74 años, encabezaba la carrera en Georgia y Pensilvania, aunque Biden acortó la brecha en las últimas horas.

Georgia ha sido un tradicional bastión republicano, pero podría caer en manos demócratas por primera vez desde el triunfo de Bill Clinton en 1992.

En Pensilvania, estado natal de Biden, Trump lleva la delantera con 91% del escrutinio, pero se estima que los votos por correo que falta contabilizar serán en su mayoría para los demócratas.

A instancias de la campaña de Trump, un juez ordenó a los funcionarios locales que permitieran la entrada de observadores republicanos al centro de convenciones de Filadelfia donde se cuentan las papeletas.

Fuente: Excelsior

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *