Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Un hombre armado con un cuchillo mató a tres personas en la Basílica Notre Dame, en Niza, en el sur de Francia y puso al país europeo en alerta máxima.

Una de las víctimas murió decapitada, otra de ellas logró escapar pero falleció desangrada, el tercero murió a causa de las heridas propinadas.

El atacante es un hombre tunecino de 21 años, quien llegó a Europa a través de la isla italiana de Lampedusa en septiembre.

De acuerdo con Christian Estrosi, alcalde de Niza, el agresor gritó la frase en árabe ¡Allahu Akbar! (Dios es grande) una y otra vez, incluso después de ser sometido.

Tras eso, el hombre también resultó herido, fue arrestado y posteriormente trasladado a un hospital, con un pronóstico de salud grave.

Las autoridades creen que el atacante actuó solo.

Sin embargo, vigilarán sus movimientos para dilucidar si existen cómplices.

El fiscal antiterrorista, Jean-François Ricard, reportó que el autor del atentado no figura en los registros de huellas digitales ni se encontraba en el radar de los servicios de inteligencia del país europeo.

Las autoridades detallaron que encontraron un ejemplar del Corán y dos teléfonos.

Además, del arma homicida, el hombre portaba una bolsa con dos cuchillos que no utilizó.

Las fuerzas de seguridad también localizaron un documento de la Cruz Roja Italiana.

La Fiscalía evalúa imputarle cargos de asesinato y terrorismo.

Fuente: Excelsior

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *