Publicado en Deportes, Destacado, INTERNACIONAL.

Una nueva temporada de la NBA se tiene planeada para el 22 de diciembre, o al menos es lo que quiere el Comisionado, sin embargo, los jugadores no están convencidos con  esta situación, ya que el tiempo de descanso y recuperación tras la reciente temporada terminada, no ha sido ni será el optimo.

De acuerdo con Michele Roberts, Directora Ejecutiva de la Asociación Nacional de Jugadores de Baloncesto: «Dado todo lo que tiene que resolverse entre ahora y la fecha del 22 de diciembre, teniendo en cuenta que habrá riesgos financieros en una fecha de inicio posterior, desafía el sentido común de que todo se puede hacer a tiempo», dijo en diálogo con The Athletic.

Y agregó: «Nuestros jugadores merecen el derecho a tener una pista para poder planificar un comienzo tan pronto. La respuesta abrumadora de los jugadores que he recibido a esta propuesta ha sido negativa».

La fecha límite para que la NBA o la NBPA notifiquen la rescisión del acuerdo de negociación colectiva está fijada para el viernes, aunque las partes pueden extender las conversaciones más allá de ese punto.

«El sindicato y los jugadores están analizando toda la información y no nos apresuraremos. Hemos solicitado y estamos recibiendo datos de las partes involucradas y trabajaremos en una contrapropuesta lo más rápidamente posible», dijo Roberts.

Además, hizo hincapié en que estaba mal considerar el viernes «como una fecha muerta», y añadió: «Este verano, hasta hace apenas dos semanas, nuestros jugadores aceptaron los desafíos y riesgos planteados por su salud y seguridad personal para salvar nuestra temporada. Separados de sus comunidades y sus familias, estos hombres vivieron aislados durante meses. Cada día podrían haber recibido la noticia de que este horrible virus había invadido su espacio y estaban expuestos a una posible infección.

Mantuvieron el rumbo, siguieron el protocolo y, como resultado, pudieron ofrecer una competencia fabulosa y completaron la temporada capaces de coronar a un campeón».

«Se ha informado que esos esfuerzos generaron 1.500 millones de dólares adicionales en ingresos para que los disfruten los jugadores y los propietarios de los equipos», concluyó Roberts.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *