Publicado en Destacado, NACIONAL.

Martes 27 de octubre de 2020. El Servicio de Administración Tributaria (SAT) aseguró que con la llegada de la Marina Armada de México a las aduanas del país aumentará la certeza en los procesos que se realizan en todos los puntos de revisión.

Raquel Buenrostro, titular del SAT, reveló que en las revisiones hechas se detectó, por ejemplo, el caso de un buque con diesel que en seis ocasiones presentó documentos falsos para introducir el combustible por el puerto de Tuxpan y que al ser rechazado sin ser detenido o denunciado por las mismas autoridades de aduanas, Comunicaciones y Transportes, así como de Marina Mercante, decidió dar la vuelta por el Canal de Panamá y descargar en el puerto de Lázaro Cárdenas.

Explicó que en las revisiones hechas se identificó que sólo 20 por ciento del combustible fue documentado, lo que implica contrabando e incluso delincuencia organizada.

Rechazó que las aduanas del país se estén militarizando y explicó que no hay cambio de ley, y la administración de las aduanas seguirá siendo de personal civil. Aseveró que los elementos cuando se incorporan al SAT se les aplican las leyes civiles y fiscales.

Sobre las revisiones que se pretende realizar utilizando medios como fotografías o videos, aplicará para casos de contribuyentes que lleven impugnando por más de un año sus obligaciones.

Detalló que las revisiones no se realizarán de manera sorpresiva, sino luego de un proceso de casi un año y en el caso de que el domicilio del contribuyente sea el mismo que el domicilio fiscal, las grabaciones de video o fotografía aplicará para los elementos relativos a su actividad.

Por otro lado, el SAT informó que al cierre del tercer trimestre del año los ingresos tributarios alcanzaron 2 billones 505 mil 151 millones de pesos, cifra que en términos reales, ya descontando los efectos de la inflación, se encuentra 0.9 por ciento por debajo de los observados en el mismo periodo del año anterior, cuando se alcanzaron 2 billones 445 mil 508 millones de pesos.

Con este monto recaudado, el SAT alcanza un avance de 94 por ciento respecto de la meta establecida en la Ley de Ingresos de la Federación de 2 billones 657 mil 509 millones de pesos.

En conferencia de prensa remota, la titular del SAT, Raquel Buenrostro atribuyó la marginal caída en la recaudación a los efectos de la crisis sanitaria que repercutió en la actividad económica. Sin embargo, destacó que la caída no fue tan fuerte por la eficiencia recaudatoria.

El ISR alcanzó un billón 345 mil 513 millones de pesos, lo que significó un amento de 0.2 por ciento, mientras que el IVA se situó en 719 mil 943 millones de pesos, es decir, un retroceso de 0.2 por ciento.

En el caso del IEPS, cayó 3.7 por ciento a 343 mil 110 millones, en tanto que la peor caída se observó en los impuestos al comercio exterior, con un derrumbe de 15.6 por ciento, para situarse en 42 mil 856 millones.

En el rubro de impuestos accesorios, que incluye multas y recargos, aumento en 42 por ciento para ubicarse en 44 mil 926 millones y otros cayeron 24.7 por ciento a 8 mil 804 millones de pesos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *