Publicado en Destacado, NACIONAL.

CIUDAD DE MÉXICO

El Acuerdo publicado hace poco más de un mes por el Gobierno de México que prohíbe la fabricación, transportación y uso de redes tradicionales en el hábitat de la vaquita marina, es letra muerta debido a la falta de condiciones mínimas para su aplicación.

A 34 días de la aparición de la nueva regulación en el Diario Oficial de la Federación (DOF), las comunidades de pescadores del Alto Golfo de California continúan a la espera de la prometida visita de autoridades federales, para darles a conocer el programa de apoyo con opciones productivas con el fin de que puedan salir adelante y el reinicio de trabajos en busca de redes alternativas que sean económica y ambientalmente sustentables.

El incumplimiento del Acuerdo por parte de la Federación es evidente debido a que, según el artículo quinto transitorio, Conapesca, Inapesca, Profepa y la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), tenían 30 días naturales a partir del 24 de septiembre para desarrollar e implementar un Plan de Acción en la Zona de Tolerancia Cero y el Área de Refugio para la Protección de la Vaquita Marina, que debía ser publicada en el DOF.

Según los lineamientos de la nueva regulación, tenían que definir claramente las acciones de inspección y vigilancia en la región; acciones para la recuperación, eliminación y reciclaje o destrucción de redes de pesca ilegales, perdidas o abandonadas, además de definir los factores detonantes, duración, alcance y mecanismos para cierre de áreas a la pesca por la presencia de actividades ilícitas.

Ante este panorama de incertidumbre, las federaciones y cooperativas de pescadores de San Felipe, Baja California y el Golfo de Santa Clara, Sonora, solicitaron la protección de la justicia federal a través de la presentación de cientos de amparos contra el Acuerdo del Gobierno de México, que serán concentrados en un Juzgado de Distrito con sede en Mexicali.

En tanto, las embarcaciones menores siguen saliendo a pescar con sus redes tradicionales en plena temporada de camarón, lejos de los muelles para evitar enfrentamientos con elementos de la Secretaría de Marina (Semar) y Guardia Nacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *