Publicado en Destacado, NACIONAL.

Ciudad de México. Hasta el octavo mes del año, la banca en México reporta incrementos en los índices de morosidad y una mayor creación de reservas crediticias, ambos hechos como consecuencia de la crisis que ha generado la pandemia de Covid-19, revelan cifras de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

Según las cifras del organismo regulador, hasta agosto el Índice de morosidad ajustado (Imora), con respecto a una cartera total de 5 billones 408 mil millones de pesos, se situó en 4.6 por ciento, un incremento de 0.15 puntos porcentuales respecto de lo observado en ese mismo mes, el año pasado.

El Imora mide de forma precisa los índices de impago en la banca, puesto que es la suma de la cartera vencida, la cartera total y la suma de los 12 meses de quitas y castigos que han aplicado los bancos.

En el sector de consumo, que tiene un portafolio de 966 mil millones de pesos, el Imora alcanzó 13.34 por ciento de la cartera, lo que representó un incremento de 0.53 puntos porcentuales respecto de agosto de 2019.

Los datos de la CNBV aún contemplan el programa de aplazamiento de mensualidades por cuatro o seis meses sin el cobro de intereses extraordinarios aplicado por las instituciones a fin de aminorar el impacto de la crisis a los usuarios del sistema. No obstante, agosto representa el penúltimo mes en el que la mayoría de los bancos aplicaron el diferimiento.

De acuerdo con el organismo regulador, en el segmento de tarjetas de crédito, que cuenta con un portafolio de 363 mil millones de pesos, el Imora se situó en 16.02 por ciento, lo que representó un aumento de 0.35 puntos porcentuales respecto del periodo de enero a agosto del año pasado. En este producto, poco más de 3 millones de usuarios se unieron al programa de diferimiento.

En créditos personales, la morosidad llegó a 17.31 por ciento sobre una cartera de 170 mil millones de pesos, lo que implicó un incremento de 1.38 puntos porcentuales con relación al año previo.

Incremento de 303.3%

Para los financiamientos entregados por medio de la nómina, que tienen un saldo de 253 mil millones de pesos, el Imora se colocó en 10.05 por ciento, un incremento de 0.13 puntos porcentuales contra el año previo.

Agosto también representó el primer mes, desde que inició la pandemia, en que todos los segmentos de la cartera crediticia tuvieron una contracción respecto de los montos colocados hasta ese mes de 2019.

A medida que avanza la pandemia, los bancos también han incrementado sus estimaciones preventivas para riesgos crediticios, con el fin de mitigar mayores incrementos en los índices de morosidad de las carteras.

Así, hasta agosto, las instituciones financieras han creado reservas por un total de 197 mil millones de pesos, lo que representó un incremento de 9.6 por ciento respecto del mismo lapso del año pasado.

Son las reservas adicionales aquellas que han tenido un mayor incremento, dado que hasta el octavo mes del año se crearon por un total de 35 mil millones de pesos, lo que representó un incremento de 303.3 por ciento respecto del año pasado.

Según la CNBV, Citibanamex, BBVA y Santander representaron 61.2 por ciento de las estimaciones adicionales y, en conjunto, alcanzaron 21 mil millones de pesos y registraron un crecimiento anual real de 608.7 por ciento en este rubro.

Eduardo Osuna Osuna, vicepresidente de la Asociación de Bancos de México, dijo la semana pasada que ante el actual contexto, no se descarta que por lo que resta del año las instituciones incrementen más sus reservas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *