Publicado en Destacado, NACIONAL.

Ciudad de México. En agosto las ventas de comercios minoristas crecieron 2.5 por ciento, cifra que mostró una desaceleración moderada al no mantener el ritmo observado durante el mes anterior inmediato, informó este viernes el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Durante el tercer mes de la “nueva normalidad”, los ingresos de las empresas comerciales al menudeo se ubicaron en niveles similares a los registrados en 2015 y 10 puntos porcentuales del nivel registrado a inicio de año. En su variación anual, las ventas minoristas descendieron 10.1 por ciento.

Julio Santaella, presidente del organismo, destacó en su cuenta de Twitter que a pesar de menores tasas de crecimiento, continuó la recuperación de las ventas de empresas comerciales.

El personal ocupado por este tipo de establecimientos comerciales creció 0.4 por ciento mensual, mientras que en comparación con el mismo mes anterior del año pasado la contracción fue de 6.5 por ciento.

Las remuneraciones medias reales pagadas por estas unidades económicas avanzaron 0.1 por ciento respecto a julio, mientras que en su comparación con el mismo periodo de tiempo del año pasado se contrajo 0.7 por ciento.

Los ingresos de las empresas comerciales mayoristas crecieron 1.4 por ciento respecto a julio y descendieron 9.4 por ciento frente al mismo mes de 2019.

El número de personas ocupadas en este sector disminuyó 0.1 por ciento mensual y mostró una variación anual negativa de 2.2 por ciento.

Las remuneraciones reales pagadas crecieron 0.1 por ciento frente al mes anterior inmediato, aunque en su medición anual se contrajeron 3.2 por ciento.

Baja California Sur y Quintana Roo son los estados que observaron las mayores contracciones anuales en ventas de empresas comerciales minoristas 15.6 y 26.6 por ciento, respectivamente.

Analista de Monex señalaron que los datos de agosto decepcionaron frente a unas expectativas ya de por sí conservadoras, lo que podría reducir las posibilidades de mejora en las expectativas al aumentar el riesgo de que la brecha en el comercio sea permanente.

Agregaron que pareciera que varios de los sectores están por alcanzar un crecimiento de equilibrio, pero este patrón podría verse afectado en caso de que las autoridades impongan nuevas restricciones sobre la actividad económica derivado de un rebrote del Covid-19 durante el cuarto trimestre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *