Publicado en Destacado, NACIONAL.

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El aún diputado federal Mario Delgado Carrillo resultó designado, por encuesta abierta, como nuevo presidente nacional de Morena por tres años, hasta el 31 de agosto de 2023, al obtener  58.6 % de preferencias frente al también legislador Porfirio Muñoz Ledo, quien alcanzó 41.4%.

Delgado quedó 17.2% arriba de Muñoz Ledo, según el resultado de la tercera encuesta que levantaron las empresas Parametría, Covarrubias y Asociados y Demotecnia 2.0, del 16 al 22 de octubre.

Las encuestadoras establecieron que dado que Delgado obtuvo 58.6%, con un rango de entre 56.3 a 60.9%, y Muñoz Ledo 41.4%, con intervalos de 39.1 a 43,7%, no hubo traslape entre ambos.

Esta tercera encuesta “desempató” a los dos punteros por la dirigencia, pues en un primer ejercicio realizado del 2 al 8 de octubre, ambos quedaron en empate técnico: Muñoz Ledo con 25.34% de preferencias, y Delgado Carrillo con 25.29%, es decir, 0.5% de diferencia entre ambos, traslape que obligó a la nueva medición, cuyos resultados se difundieron hoy.

Cierran casi dos años de disputa

La tercera encuesta que decidió la dirigencia morenista dio por cerrado casi dos años de conflicto interno por el relevo de liderazgo -mismo que debió concretarse desde noviembre de 2019- que estuvo caracterizado por la intervención del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) ante la resistencia de líderes partidistas a proceder al relevo antes del proceso electoral federal 2021.

Durante todo 2019, las corrientes internas se confrontaron por el liderazgo, ante la ausencia de un padrón de militantes confiable y la realización de asambleas distritales en un clima de violencia, incluso con uso de armas de fuego.

Tras la anulación, el plazo original para proceder a la sucesión en Morena era de 90 días y vencía en enero de este año, lo que no ocurrió pues la secretaria general en funciones de presidenta, Yeidckol Polevnsky, tardó meses en echar a andar una campaña de afiliación para permitir la elección estatutaria de dirigentes.

Fue relevada en el cargo el 26 de enero al designarse a Alfonso Ramírez Cuéllar como dirigente provisional con el mandato de organizar el relevo en 40 días, lo que fue avalado por el TEPJF.

Pero el plazo venció en abril sin que tampoco se concretara el cambio, por la tardanza en emisión de la convocatoria –hasta marzo- y la imposibilidad, para esas fechas, de realizar reuniones masivas, por la pandemia de covid-19.

El TEPJF consideró la existencia de un reiterado incumplimiento a sus sentencias, por lo que ordenó el relevo por la vía de encuesta abierta, e instruyó al INE a realizar el proceso.

Ahora, tras la encuesta, el Instituto aún deberá desahogar procedimientos de investigación en curso tanto contra Delgado Carrillo como contra Muñoz Ledo, en ambos casos por presunta promoción personalizada con recursos públicos, dado que promovieron sus aspiraciones desde sus redes sociales o con reuniones públicas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *