Publicado en Destacado, NACIONAL.

Ciudad de México. Por encima de las remuneraciones de trabajadores en activo y hasta 100 veces más del ingreso garantizado para cualquier otro jubilado, ex directivos del Banco Nacional de Comercio Exterior (Bancomext) perciben sueldos de retiro por hasta 300 mil pesos mensuales, de acuerdo con información facilitada por la institución financiera.

Los beneficios para políticos y ex funcionarios, convertidos en banqueros del sector público, son extensivos a Sociedad Hipotecaria Federal (SHF), pero en ésta, la información se ha clasificado como confidencial con el argumento de que, al haberse creado un fideicomiso privado para este fin, está protegida por el secreto bancario.

De acuerdo con información del Bancomext, se pagan 9 millones 925 mil 542 pesos mensuales en sueldos vitalicios de directivos generales adjuntos, de área, ejecutivos y generales. En suma 83 personas, que además reciben una compensación general adicional, fondo de ahorro y canasta navideña que corren a cargo del Fideicomiso fondo de pensiones de Bancomext.

Por arriba de la pensión base de 205 mil 122 pesos que percibían los presidentes de la República hasta hace dos años, Fernando Villarreal y Puga Colmenares –activo en los tiempos en que se negociaba el Fobaproa– cobra una pensión mensual de 313 mil 888 por un puesto de director general adjunto.

Los mismo que Humberto Soto Rodríguez, quien con una pensión de director general adjunto percibe mensualmente 306 mil 126 pesos. Con pensiones arriba de los 200 mil pesos también se encuentran los ex directores ejecutivos Jaime Luis Dávila Mercenario, Jaime Álvarez Sandoval, Consuelo Martínez Muñoz y José Pedro Barranco Gómez; el ex director general Enrique Vitela Riba y Rafael Blancas Carrera, quien fue director de área, de acuerdo con la información oficial.

Opacidad en la SHF

La Sociedad Hipotecaria Federal (SHF), creada el 11 de octubre de 2001, ha tenido como directores a Manuel Zepeda Payeras, Guillermo Babatz Torres –después presidente de la Comisión Bancaria y de Valores (CNBV) en el sexenio de Felipe Calderón–, Javier Gavito Mohar y el priísta Jesús Alberto Cano Vélez.

La institución se negó a dar información sobre las pensiones de cualquier ex directivo y declaró la información como confidencial, aludiendo que hay un fideicomiso privado donde se depositan los beneficios de quienes estuvieron en un cargo público.

“Dicha información se encuentra clasificada como ‘confidencial’ por contener datos personales, ya que la pensiones y/o sueldos vitalicios y/o haberes de retiro correspondientes a los pensionados y jubilados de la institución, se aportan a un fideicomiso irrevocable de naturaleza privada en el cual Sociedad Hipotecaria Federal, sociedad nacional de crédito, institución de banca de desarrollo (SHF), actúa como fiducidiario en términos de la normatividad aplicable”, respondió María Elena Zaldívar Sánchez, titular de la dirección de administración.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *