Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Un hombre de 33 años murió y otros dos entraron en coma tras haberse realizado un blanqueamiento dental. Las autoridades aún no han establecido si fue ese tratamiento el que causó la muerte a la víctima.

TURQUÍA

Los hechos ocurrieron el pasado fin de semana en la ciudad turca de Marmaris, y las víctimas son de Irlanda del Norte. El fallecido era  Richard Molloy y se había trasladado a ese país con  sus acompañantes como «turistas médicos»

Los  tres eran «jóvenes y sanos», según han informado fuentes británicas al diario The Guardian. Fueron encontrados en la habitación que habían alquilado en la ciudad.

De acuerdo con el diario, las víctimas podrían haber tomado medicamentos relacionados con el tratamiento poco antes de la muerte de Molloy.

Sus dos amigos,  Declan Carson y Aaron Callaghan, ya han salido del coma pero se encuentran en estado grave y están en un hospital de la localidad.

Los restos de Molloy serán repatriados a Irlanda del Norte dentro de unos días, según informa el diario Belfast Telegraph. Mientras tanto, la Policía investiga al  dentista que realizó el tratamiento para esclarecer los hechos.

Turquía tiene una floreciente industria relacionada con el turismo médico, que incluye trasplante de cabello, blanqueamiento de dientes y operaciones quirúrgicas.

De acuerdo con The Guardian, en 2017 unas 700 mil personas visitaron el país para someterse a este tipo de tratamiento, más baratos que en Europa, y para 2023 las autoridades turcas esperan llegas a los  2 millones de turistas médicos.

Fuente: Excelsior

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *