Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

CIUDAD DEL VATICANO

La lectura de los cargos en la sala significó la primera vez que el Vaticano presentó públicamente su caso contra los dos hombres, uno de los cuales era un joven seminarista en el periodo de los presuntos abusos2007-2012, mientras el otro era rector del seminario.-

El caso concierne al mundo enclaustrado del seminario juvenil San Pío X, un palacio intramuros que se encuentra al otro lado de la calle de la residencia del papa Francisco y el propio tribunal.

El seminario, dirigido por una asociación religiosa con sede en Como, Italia, es una residencia de varones de 12 a 18 años que sirven de monaguillos en las misas papales en la Basílica de San Pedro.

Los sacerdotes no han respondido públicamente a las acusaciones.

Según el acta judicial, el padre Gabriele Martinelli, de 28 años, está acusado de abusar de su autoridad de seminarista mayor para obligar a la víctima a realizar “actos carnales” de sodomía y masturbación por medio de violencia y amenazas.

El antiguo rector, padre Enrico Radice, está acusado de ayudar a Martinelli a evadir la investigación al decirle al obispo de Como que las denuncias de la víctima eran infundadas y a los fiscales del Vaticano que no tenía conocimiento de abusos sexuales en el seminario.

La próxima audiencia está convocada para el 27 de octubre, cuando los acusados deberán declarar.

Las acusaciones indican que el presunto encubrimiento de Radice fue más allá de lo que se sabía anteriormente y ponen en tela de juicio la ordenación sacerdotal de Martinelli.

Los fiscales dicen que Radice no solo ayudó a Martinelli a evadir la investigación antes de ser sacerdote, sino que falsificó una carta del obispo de Como que anunciaba la ordenación inminente de Martinelli.

Fuente: Excélsior

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *