Publicado en Destacado, NACIONAL.

CIUDAD DE MÉXICO

Las actividades de educación a distancia y de trabajo en casa obligadas por la pandemia de Covid-19, provocarán en los próximos años un alza importante en la generación de residuos electrónicos en México, ya que tan solo en 2020, la compra de computadoras incrementó 75 por ciento con respecto al año pasado.

Además de que se espera que, con las ofertas del Buen Fin, las ventas de pantallas planas, cámaras y Blue Ray aumenten 58 por ciento; consolas y videojuegos 30 por ciento y celulares 29 por ciento.

En conferencia de prensa virtual, Ricardo Ortiz Conde, director general de Gestión Integral de Materiales y Actividades Riesgosas de la Semarnat, dio a conocer que México produce un millón 103 mil 570 toneladas de residuos electrónicos al año.

Explicó que, de este total, el 65 por ciento tiene potencial económico, ya que contiene materiales que pueden aprovecharse como metales, metales preciosos y plásticos.

“En el caso de los metales pueden aprovecharse el hierro, cobre, aluminio; metales preciosos como oro, plata, paladio, en muy pequeñas cantidades, pero existen, y algunos plásticos térmicos que en su momento pueden ser aprovechados o reciclados”, detalló.

El ingeniero ambiental destacó que la Ciudad de México, Jalisco y Baja California son las entidades con mayor nivel de generación de residuos electrónicos con 23 por ciento del total.

Señaló que se estima que para 2021 México producirá un millón 211 mil 580 toneladas de residuos electrónicos y para 2026, un millón 353 mil 711 toneladas, que representa un aumento de 9.7 por ciento y 22 por ciento, respectivamente en comparación con 2020.

En tanto, Ives Gómez Salas, coordinador general de Proyectos COP del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en México, advirtió que el mal manejo de los residuos electrónicos genera dispersión de contaminantes en suelo, agua y aire.

Destacó que los llamados Compuestos Orgánicos Persistentes (COP), que son tóxicos para los seres humanos y la vida silvestre, pueden provocar cáncer, alergias, hipersensibilidad, daños al sistema nervioso central y periférico, trastornos reproductivos y alteraciones de la capacidad pulmonar, lo que puede ser muy peligroso ante el Covid-19.

“Incluso son muchas veces inmunodepresores del sistema inmune de los seres humanos, lo cual, dada la pandemia a la que nos enfrentamos hoy, pueden ser un factor que pueda agravar la respuesta de una persona que sea sensible a este tipo de compuestos”, indicó.

ACCIONES

Con el fin de cumplir con el Convenio de Estocolmo para eliminar los Compuestos Orgánicos Persistentes, el PNUD y la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), trabajan con financiamiento del GEF (Fondo para el Medio Ambiente Mundial).

El principal objetivo es elevar de 17 a 65 por ciento el reciclaje de los residuos electrónicos en México, que en la actualidad se realiza por 153 empresas en 15 entidades del país.

Para lograr lo anterior se desarrollan cuatro pilotos de reciclaje formal y un estudio de factibilidad de una planta para 10 mil toneladas; tres planes de manejo de residuos electrónicos en Baja California, Jalisco y Ciudad de México, además de que se busca por la vía legislativa generar un esquema de Responsabilidad Extendida del Productor para fortalecer la regulación, entre otras acciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *