Publicado en Destacado, NACIONAL.

CIUDAD DE MÉXICO.

Piden ahorradores defraudados por Famsa que la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV) los reconozca como víctimas de violaciones a sus derechos humanos, así como la reparación del daño, ante la pérdida de 800 millones de pesos.

De acuerdo con un documento enviado a la CEAV, al menos 24 afectados aseguran que la decisión de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) de revocar la autorización a Famsa para operar como institución de banca múltiple violó sus derechos de audiencia, seguridad jurídica, legalidad, propiedad y disposición de recursos.

En este escrito, los inconformes solicitaron su inscripción al Registro Nacional de Víctimas, así como a todas las diligencias necesarias para lograr la prevención, ayuda, atención, asistencia, derecho a la verdad, justicia y reparación integral.

Según los defraudados, señalan que la decisión que tomó el pasado 30 de junio la CNBV, de revocarle a Famsa el permiso para seguir prestando servicios de banca múltiple, no sólo carece de fundamentación y motivación, sino que pasó por alto los daños materiales de los ahorradores.

También señalan que la CNBV cerró ilegalmente el procedimiento administrativo que liquidó a Famsa, cuando aún no había vencido siquiera el día hábil que concedió a dicho banco para el reintegro de capital, un índice que estaba en cifras negativas y que fue una de las causas de la revocación.

Los solicitantes son parte del grupo de 200 afectados que denunciaron a Famsa y su Consejo de Administración por las pérdidas de alrededor de 800 millones de pesos de sus ahorros con la liquidación de la institución financiera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *