Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Se prevé que el meteoro toque tierra en la tarde este viernes y los meteorólogos se preguntan si antes de hacerlo bajará de categoría.

Las ventanas tapiadas y las aceras vacías hacen que partes de la región de Acadiana, en Luisiana, parezcan escenarios de película vacíos mientras el huracán Delta se acerca a la costa del Golfo en su aparente ruta hacia la misma región del suroeste que ya fue golpeada por Laura hace seis semanas.

Según los meteorólogos, Delta —el 25º meteoro con nombre en una temporada sin precedentes en el Atlántico— podría llegar a la costa este viernes en la noche en algún punto de la costa suroeste de Luisiana. La duda es si mantendrá la categoría 3, con los fuertes vientos de 195 kilómetros por hora que tenía en la madrugada o si perderá fuerza justo antes de tocar tierra.

De cualquier forma, esta azotada región costera se toma la amenaza del huracán Delta muy en serio.

«Se puede conseguir otra casa y otro auto, pero no otra vida«, dijo Hilton Stroder mientras él y su esposa Terry tapiaban las ventanas de su vivienda de Abbeville con planchas antes de marcharse a la casa de su hijo, más al este.

Mientras Delta avanzaba hacia el norte a 19 km/h en la mañana de este viernes, el Centro Nacional de Huracanes mantenía su advertencia por huracán en la costa del golfo, desde High Island, Texas, a Morgan City, Luisiana.

Esta es la sexta vez esta temporada que Luisiana se ve amenazada por tormentas tropicales o huracanes. Uno se desintegró en el extremo sureste del estado y otros se desviaron hacia otros lugares, pero la tormenta tropical Cristóbal causó daños en el sureste en junio y Laura arrasó gran parte del suroeste el 27 de agosto dejando más de 30 fallecidos.

FUENTE: EL FINANCIERO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *