Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

El picogordo pechirrosa encontrado tiene características masculinas del lado derecho, mientras que del izquierdo es hembra.

Investigadores de la Reserva Natural Powdermill, el centro de investigación ambiental del Museo Carnegie de Historia Natural, encontraron un raro picogrueso pechirrosa.

Este pájaro específico es ginandromorfo, es decir, es un animal que tiene características tanto masculinas como femeninas. En el caso de esta ave, la línea corre por el medio del ave, que tiene características de macho en la parte derecha del cuerpo y de hembra a la izquierda.

El picogordo pechirrosa ginandromorfo fue encontrado el pasado 24 de septiembre en Pensilvania.

De acuerdo con el museo, los picogordos pechirrosas son sexualmente dimóficos, lo que quiere decir que hembras y machos tienen diferentes colores en el plumaje.

Esta ave encontrada por los investigadores tiene las plumas del interior del ala del lado derecho en color rosa, como los machos, así como una mancha rosada en el pecho y las plumas exteriores de su ala derecha en color negro. En tanto, del lado izquierdo, en el interior tiene plumas amarillas, como las hembras, y en el exterior de dicho lado plumas marrón.

«En sus 64 años de anillado de aves, el Centro de Investigación Aviar de Powdermill ha registrado menos de 10 ginandromorfos bilaterales», indicó el Museo en un comunicado.

La investigadora Annie Lindsay señaló que una de las personas del equipo dijo que ver esta ave fue igual que ver un unicornio, y otro más describió la adrenalina de ver algo tan extraordinario.

«El ginandromorfismo bilateral, aunque es muy poco común, es normal y proporciona un excelente ejemplo de un proceso genético fascinante que pocas personas encuentran», señaló Lindsay.

«Una pregunta popular en los círculos científicos es si esta ave tiene la capacidad de reproducirse. Dado que generalmente solo el ovario izquierdo es funcional en las aves, y el lado izquierdo de esta ave es el lado femenino, esta ave teóricamente podría producir crías si se aparea con éxito con un macho», señaló el museo.

La capacidad de esta ave para reproducirse podría depender de si canta como un macho, lo que potencialmente podría atraer a las hembras y provocar una respuesta territorial de otros machos, destacó el instituto.

FUENTE: EL FINANCIERO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *