Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

El felino conocido como Dúo nació con duplicación craneofacial y superó las pocas probabilidades de sobrevivir que tienen animales con estas condiciones.

Todos enfrentamos desafíos en la vida. Tal es el caso de Dúo, una gatita con dos caras en una sola cabeza. Nació con una condición muy rara conocida como duplicación craneofacial o Janus, en alusión al Dios romano que tenía dos rostros. La gata tuvo una oportunidad de luchar para sobrevivir gracias al amor y cuidado de su dueño, Ralph Tran, quien la adoptó después de que su madre la rechazara.

A pesar de su diagnóstico y de las pocas probabilidades de sobrevivir que tienen animales con estas condiciones, Dúo ha podido celebrar su primer cumpleaños. La gata lleva una vida normal y feliz en San Diego, California, donde vive con su dueño, el veterinario Ralph Tran.

Fue un amigo quien le contó que su gata había tenido gatitos y que uno de ellos tenía diprosocus: había nacido con dos narices, dos bocas y cuatro ojos. En aquel momento Ralph se mudaba de Nueva York a California, pero se ofreció voluntario para cuidar de ella.

Al principio, Dúo no mostró ningún interés en la comida, por lo que tuvo que alimentarse por sonda. Además, pasó por una infección respiratoria grave para la que tuvo que recibir antibióticos. Y por si eso fuera poco, los dos ojos centrales terminaron fusionándose en uno más grande hasta volverse poco viable, por lo que tuvo que ser eliminado mediante una cirugía.

El 14 de julio de 2020, la gata cumplió su primer año de vida y pudo celebrarlo rodeado del amor y el cariño de su familia.

«En su primer año de vida ha superado muchos obstáculos y nunca ha dejado que ninguno de ellos la detenga. Le encanta la vida y se pasa el día comiendo, jugando y pasando el rato con sus hermanos gatos», escribió Ralph Tran en Instagram, donde comparte todos sus avances.

 

FUENTE: MILENIO

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *