Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Los enfrentamientos estallaron el 27 de septiembre y han provocado la muerte de decenas de personas, lo que los convierte en la escalada más significativa durante el conflicto de décadas en torno a la región.

BAKÚ, Azerbaiyán.— Los enfrentamientos entre las fuerzas de Armenia y Azerbaiyán por el territorio separatista de Nagorno Karabaj continuaron el domingo luego que el gobierno azerbaiyano acusó a los armenios de atacar las ciudades del país que están muy lejos de la zona de conflicto.

Hikmet Hajiyev, colaborador del presidente azerí Ilkham Aliyev, dijo el domingo que Armenia había perpetrado ataques con misiles contra las ciudades de Ganja y Mingachevir. Ganja, que alberga a cientos de miles de personas y es la segunda ciudad más grande del país, se ubica a unos 100 kilómetros de Stepanakert, la capital de Nagorno-Karabakh, al igual que Mingachevir.

Los enfrentamientos estallaron el 27 de septiembre y han provocado la muerte de decenas de personas, lo que los convierte en la escalada más significativa durante el conflicto de décadas en torno a la región, que está dentro de Azerbaiyán pero está controlada por fuerzas locales de etnia armenia, las cuales están respaldadas por Armenia.

Hajiyev compartió el domingo vía Twitter un video en que aparecen edificios dañados y señaló que era el resultado de «los masivos ataques con misiles de Armenia contra zonas residenciales densamente pobladas» en Ganja. De momento no fue posible verificar la autenticidad del video.

El colaborador azerí también tuiteó que las fuerzas armenias habían atacado con misiles la ciudad de Mingachevir, que «alberga un depósito de agua y una planta eléctrica clave».

El Ministerio de Defensa de Armenia negó rotundamente las afirmaciones. Shushan Stepanian, portavoz del Ministerio, aseguró en Facebook que «no se abrió fuego desde Armenia con dirección a Azerbaiyán» y señaló que las acusaciones eran «intentos desesperados del lado azerbaiyano».

El dirigente de Nagorno Karabaj, Arayik Harutyunyan, escribió en Facebook que ordenó «ataques con proyectiles para neutralizar los objetos militares» en Ganja, pero que posteriormente instruyó a sus fuerzas suspender los lanzamientos para evitar víctimas. Su portavoz, Vahram Poghosyan, comentó a los medios armenios el domingo por la tarde que no había ninguna razón para que las fuerzas de la región atacaran Mingachevir.

Las autoridades azerbaiyanas negaron que algún objeto militar hubiera impactado la ciudad de Ganja, pero subrayaron que el ataque causó daños en un edificio civil. Agregaron que un civil había fallecido y otros 32 resultaron heridos.

FUENTE: EL FINANCIERO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *