Publicado en Destacado, NACIONAL.

CIUDAD DE MÉXICO.

Aunque el Congreso busca desaparecerlos, los fideicomisos han sido un alivio este año para las arcas públicas.

A agosto pasado, el gobierno federal reportó un alza en los ingresos presupuestarios de 14.6% en términos anuales, incremento que se debió a los recursos provenientes del Fondo de Estabilización y de algunos fideicomisos.

De acuerdo con el Informe de las Finanzas Públicas y la Deuda Pública, de la Secretaría de Hacienda, los ingresos petroleros cayeron 28.1%, lo que fue compensado por ingresos no petroleros que se incrementaron 21.8 por ciento. En este rubro destaca el alza de 1.6% en los ingresos tributarios y de 165.5% en los ingresos no recurrentes, los cuales contemplan fondos y fideicomisos.

Al mes pasado, el gobierno tomó 119.1 mil millones de pesos del Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios (FEIP), 21.6 mil millones del Fideicomiso del Nuevo Aeropuerto Internacional de México y 33.6 mil millones de otros fideicomisos para totalizar 174.3 mil millones de pesos.

Si se agregan 8.8 mil millones de algunas entidades paraestatales, el total es de 183.1 mil millones de pesos.

La Cámara de Diputados discute un dictamen para desaparecer 109 fideicomisos y fondos públicos con el objetivo de que Hacienda recupere y maneje al menos 68 mil millones de pesos contenidos en esos instrumentos.

 

FIDEICOMISOS ALIVIAN FINANZAS PÚBLICAS

El gobierno federal reportó un alza en los ingresos presupuestarios de 14.6% en agosto de 2020, en términos anuales; este incremento en las arcas públicas se debió a los recursos provenientes del Fondo de Estabilización y de algunos fideicomisos.

De acuerdo con el Informe de las Finanzas Públicas y la Deuda Pública, de la Secretaría de Hacienda, los ingresos petroleros cayeron 28.1%, lo cual fue compensado por ingresos no petroleros que se incrementaron 21.8 por ciento.

Al interior de este rubro, se destaca el alza de 1.6% en los ingresos tributarios y de 165.5 por ciento en los ingresos no recurrentes, donde se contemplan los fondos y los fideicomisos.

A agosto, el gobierno ya echó mano de 119.1 mil millones de pesos del Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios (FEIP), 21.6 mil millones de pesos del Fideicomiso del Nuevo Aeropuerto Internacional de México y 33.6 mil millones de pesos de otros fideicomisos. Además, de 8.8 mil millones de pesos de algunas entidades paraestatales, para un total de 183.1 mil mdp.

En la Cámara de Diputados se discute un dictamen para desaparecer 109 fideicomisos y fondos públicos, como el Fondo Minero, el de Inversión y Estímulos al Cine, 32 fideicomisos de Ciencia y Tecnología, el Fondo Metropolitano, el Fondo para la Atención de Emergencias, el de deportistas de alto rendimiento, para que la Secretaría de Hacienda recupere y maneje 68 mil millones de pesos de dichos fideicomisos.

Mientras que el FEIP se quedaría con un saldo 57 mil 864 millones de pesos para compensar las caídas presupuestarias en los siguientes meses y para el próximo año.

En materia de ingresos tributarios, se reportó un incremento real de 0.3% en la recaudación del impuesto sobre la renta (ISR), de 14.2% en el impuesto al valor agregado (IVA) y una caída de 15.3 por ciento en el impuesto especial sobre productos y servicios, principalmente por impuestos en gasolinas.

»Los ingresos por IVA aumentaron 14.2 por ciento real anual en el mes de agosto, después de tres meses presentando disminuciones y en línea con el proceso de recuperación económica. Los ingresos petroleros se redujeron, derivado de la caída en la demanda de hidrocarburos como consecuencia del confinamiento global», explicó Hacienda.

 

MENOR GASTO

A pesar del alza en los ingresos presupuestarios, el gasto programable pagado tuvo una disminución de 8.2 por ciento; las principales variaciones se observaron en el gasto de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano con -63%; en Comunicaciones y Transportes de -47%, y una baja de 52% en la Comisión Reguladora de Energía.

Por el contrario, se tuvo un repunte de 317.7 en el gasto para la Secretaría de Turismo, encargada de la construcción del Tren Maya, de 90% en la Secretaría de Economía, entidad que reparte los créditos a la palabra para microempresas afectadas por el covid-19, y la secretaría de Seguridad Pública ejerció 40.9 por ciento de mayor gasto.

En el acumulado de enero a agosto el gasto programable pagado se incrementó 3.3 por ciento real anual.

El Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público, la medida más amplia de la deuda, ascendió a 12 billones 37 mil millones de pesos, un 52.1% como proporción del PIB.

 

ELIMINAR FIDEICOMISOS DE MACHETAZO, SIN ESTRATEGIA

El presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Gustavo de Hoyos, consideró que si bien hay fideicomisos que deben ser revisados en su operación y algunos eliminados, la iniciativa de extinguir “de machetazo” más de 100 fideicomisos carece de estrategia y cercenará proyectos que dan rentabilidad social.

»No es malo que se acoten los recursos, que se busquen eficiencias presupuestarias, lo que parece poco racional es que no se haga un análisis de la rentabilidad social de los fideicomisos», expuso.

Dijo que se debe permitir que permanezcan aquellos fideicomisos que sí le han dado buenos réditos al país. “Aunque hay unos que se deben revisar y hasta eliminar, el hecho de extinguir sin un análisis implicaría cortar de machetazo; no es estratégico”.

“No es malo acotar fideicomisos, hay unos que se deben revisar y hasta eliminar, pero cortar de tajo implicaría dar un machetazo que no es estratégico.” Gustavo de Hoyos, Presidente de Coparmex

La víspera la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública de la Cámara de Diputados aprobó en lo general el dictamen con proyecto de decreto por el que se eliminan 109 fideicomisos, entre ellos el Fondo Minero, el de Inversión y Estímulos al Cine, 32 fideicomisos de Ciencia y Tecnología, el Fondo Metropolitano, el Fondo para la Atención de Emergencias, el de la Financiera Rural y el de deportistas de alto rendimiento.

»Las acciones del grupo parlamentario de Morena son draconianas, hay fideicomisos que podrían revisarse, ajustarse, pero el hecho de que desaparezcan sin distinción alguna es cercenar proyectos en el área de investigación, la atención de enfermedades para desastres naturales, fondos que se construyeron a lo largo de décadas y, aunque perfectibles, han cumplido un papel relevante en la historia del país», comentó De Hoyos.

 

PLAN REGULATORIO

Con respecto al anuncio del Plan de Infraestructura del próximo lunes, Gustavo de Hoyos adelantó que el objetivo es liberar obstáculos regulatorios y permisos a las empresas, y no para ejecutar obras en conjunto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *