Publicado en Destacado, NACIONAL.

Ciudad de México. A partir de este mes los bancos comenzarán a notar mayores niveles de cartera vencida, puesto que empiezan a vencer los plazos del programa de aplazamiento de pago de créditos que se puso en marcha en abril por parte de las autoridades y las instituciones crediticias, adelantó Carlos Serrano, economista en jefe de BBVA México.

“La cartera vencida va a subir, y va a subir desde ahora, porque empiezan a vencer los periodos de gracia que otorgó la banca. Cuando estalló la crisis otorgamos periodos de gracia, para que las personas pudieran estar de cuatro a seis meses sin hacer el pago de sus créditos, y ahora que esto termina vamos a empezar a ver un aumento en la cartera vencida, no hay duda alguna, porque tenemos una mayor tasa de desempleo”, dijo el economista.

Al presentar el estudio Situación Inmobiliaria, Serrano comentó que con una contracción como la que se anticipa, de entre 9 y 12 por ciento, debido a la crisis generada por la pandemia de Covid-19, en el segmento hipotecario la cartera vencida podría incrementar entre cinco y seis por ciento.

“Podríamos llegar a ver carteras vencidas, hipotecarias, de cinco o seis por ciento, que desde luego es mucho mayor a lo que se observaba antes, pero la banca tiene, de lejos, los niveles de provisiones necesarios para hacer frente a este tipo de cartera vencida, además es una cartera, la hipotecaria, con menor severidad de pérdida porque tiene una garantía”, explicó.

Según datos de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, hasta el mes de julio los bancos cuentan con un saldo de cartera vigente en el segmento de vivienda de 925 millones de pesos. El Índice de Morosidad dentro de dicho segmento se situó, en ese mismo, en un nivel de 3.16 por ciento.

“Niveles de cartera vencida en un escenario tan grave, porque vamos a ver contracciones muy graves, no afectará la solvencia de la banca. Como ya se ha anunciado, estaremos listos para que cuando sea pertinente, llegar a acuerdos con los clientes y crear reestructuras”, refirió Serrano.

En particular, explicó, el crédito destinado a los sectores inmobiliarios tendrá diversos efectos por la actual coyuntura. En primer lugar, recuperar los niveles de financiamiento destinado a las hipotecas tomará hasta tres años más.

“En el sector residencial, pensamos que llevará más tiempo recuperarse, hasta el año 2022 o 2023, que es cuando se va a recuperar el empleo, que es fundamental para el crecimiento del crédito hipotecario”, detalló.

“En la construcción (el crédito) sigue creciendo, pese a la coyuntura, 4 por ciento. Ahí puede seguir, hacia temas de edificación productiva, en particular a naves industriales… Depende de la naturaleza del anuncio del lunes se va a poder dar crédito en los proyectos de infraestructura que anunciará el sector privado”, agregó Serrano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *