Publicado en Destacado, NACIONAL.

Ciudad de México. La Asociación de Bancos de México (ABM) rechazó la posibilidad de sacrificar parte de sus utilidades para hacer quitas a las deudas de los usuarios que se han visto afectados por la crisis económica derivada de la pandemia de Covid-19, como lo planteó la Secretaría de Hacienda la semana pasada.

No se trata de sacrificar las utilidades de los bancos; se trata de mantener la solvencia de las instituciones bancarias, ese es el punto, dijo este martes Luis Niño de Rivera, presidente de la ABM. No es que ahora los dueños van a regalar dinero porque ganan mucho dinero. Las utilidades de la banca en lo que va de este año se han contraído sustancialmente, agregó.

En una videoconferencia de prensa, sostuvo que las nuevas medidas presentadas por Hacienda y la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) no son obligatorias, puesto que el otorgamiento de los créditos se hizo banco por banco y cliente por cliente. Además, apuntó, es necesario que los clientes cuiden su historial para que una vez que termine la coyuntura actual puedan tener acceso a una fuente de financiamiento invaluable.

Las quitas son una práctica ancestral de la banca, cuando no hay alternativa es a lo que se recurre. Pero tenemos ahora sociedades de información crediticia (buró de crédito) que dejan en claro la situación del cliente. Con o sin las medidas regulatorias, el acercamiento de clientes y bancos es muy relevante para determinar quién puede y cuánto puede pagar, añadió Niño de Rivera.

La semana pasada, la Secretaría de Hacienda y la CNBV anunciaron medidas regulatorias para permitir a los bancos apoyar a sus clientes que, por la crisis, enfrentan dificultades para pagar sus deudas en las condiciones originalmente pactadas.

Entre las medidas dadas a conocer por el titular de Hacienda, Arturo Herrera, y el presidente de la CNBV, Juan Pablo Graf, se cuentan: reducir el pago de mensualidades al menos 25 por ciento, aumentar el plazo de pago hasta en 50 por ciento del contratado inicialmente, reducir tasas de interés y hacer quitas al capital adeudado.

Es importante hacer notar que no pagar capital a un banco es una pérdida para el banco, de recursos que no son propios, que son de los ahorradores, y es muy delicado pensar que las quitas de capital pueden afectar a los bancos cuando hoy somos parte de la solución y queremos seguir siendo. Para los bancos, marcar dónde perdieron dinero con los acreditados es una obligación, donde se advierte que hubo una situación con un cliente en particular, expuso Niño de Rivera.

Recordó que la banca, por medio del programa que aplaza el pago decréditos por cuatro o seis meses sin cobro de intereses moratorios, iniciado en abril, puso sobre la mesa 4.5 por ciento del PIB. Esto es, no cobró capital por un billón de pesos, y no cobró intereses por 69 mil millones de pesos. Eso no es un tema menor, no hay otro gremio, ni del sector público ni del privado, que haya puesto tanto dinero en la mesa para ayudar a la clientela.

La banca no cobró esos créditos entre abril y septiembre, pero los deudores tendrán que pagar, tanto el capital como los intereses, a partir de octubre.

El presidente de la ABM consideró que ahora viene la solución más permanente, de más largo plazo, y esa misma requiere de una buena discusión, apertura y consideración de todos los elementos que tenga cada acreditado, persona física o moral.

En relación con las denominadas marcas suaves que las restructuras de crédito dejarán en las sociedades de información crediticia, Julio Carranza, vicepresidente de la ABM, indicó que, por el momento, las entidades desconocen cuáles serán aquéllas que se deberán hacer.

Dado que el cumplimiento de las normas anunciadas por las autoridades la semana pasada no es obligatorio para los bancos, Niño de Rivera planteó que cada institución analizará los criterios de los clientes en problemas y verá cuál es la solución más viable. No obstante, todos los usuarios podrán acercarse a negociar con su banco los planes que más convengan.

La recomendación es que cuidar el historial crediticio es el tema más relevante para el cliente de la banca en materia de crédito, eso dará seguridad y confianza. Cuando necesiten acceso al crédito en situaciones posteriores, es acceso a una fuente de liquidez invaluable, argumentó el representante del gremio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *