Publicado en Destacado, NACIONAL.

CIUDAD DE MÉXICO.

Tras el covid-19, los directores generales (CEOs) de las empresas identifican el riesgo de la gestión del talento como uno de los desafíos más importantes para el crecimiento, pues ahora se requiere que sean capaces de adaptarse al trabajo remoto frente a la acelerada digitalización de los modelos de negocios.

Para Víctor Esquivel, Socio Director General de KPMG en México y Centroamérica, el cambio de prioridades en los CEOs durante los últimos seis meses es un claro indicio de que las organizaciones han tenido que aumentar la velocidad para afrontar los desafíos de la pandemia.

»En un ambiente de incertidumbre, los CEOs en el mundo están buscando nuevas formas de trabajar y resolver problemas inéditos, concentrándose en la continuidad del negocio y el crecimiento a futuro de sus empresas».

De acuerdo con el estudio 2020 Global CEO Outlook. Edición especial covid-19, elaborado por KPMG International, los CEOs clasificaron la gestión del talento por encima de otros 11 riesgos para el crecimiento.

»Desde el inicio de la pandemia, los asuntos relacionados con el talento han surgido como una de las amenazas más importantes para las empresas, superando los riesgos de la cadena de suministro y del medioambiente».

Y es que aun cuando los desafíos geopolíticos, económicos y regulatorios siguen existiendo, los CEOs reconocen que perder talento clave o lograr motivar a personas especializadas impacta profundamente en los resultados y en el desempeño de las empresas a largo plazo.

»Muchas personas en posiciones de liderazgo están preocupadas por el bienestar físico, mental y emocional de su gente, y reconocen que, a menos que gestionen adecuadamente al talento, podría quedar comprometido el futuro de la empresa».

El pronóstico de Esquivel es que las empresas de todo el mundo transitarán a un modelo híbrido, en los que el capital humano unos días trabaje de manera remota y otras en los centros de trabajo de manera presencial, por lo que se avecina la reestructuración de las empresas.

»Se deberán diseñar estrategias de lealtad, de valores, de productividad… Porque el trabajo a distancia llegó para quedarse».

TRANSFORMACIÓN DIGITAL, CLAVE PARA EL FUTURO

Los resultados del estudio indican que los CEOs han invertido importantes sumas en tecnología durante el confinamiento, apostando por una transformación digital de enormes dimensiones con el objetivo de incrementar la resiliencia operativa, la agilidad y la centralidad del cliente.

Ocho de cada diez están presenciando cómo su empresa ha acelerado su transformación digital en la pandemia. Los avances más importantes se han dado en la digitalización de las operaciones, ya que 30% señala que, gracias a estos avances, ahora se está varios años delante de lo que se esperaba.

Por otro lado, es probable que dos tercios de los CEOs (67%) inviertan más capital en la tecnología, cifra que se ha mantenido intacta respecto a inicios de 2020.

»Las organizaciones están incrementando su inversión en transformación digital para asegurar sus negocios ante los esafíos del futuro. Los CEOs continúan analizando cómo digitalizar las operaciones y de qué manera los avances tecnológicos pueden mejorar la experiencia del cliente y el compromiso del personal».

PROPÓSITO SOCIAL 

A inicios de 2020, los CEOs indicaron que su organización debería jugar un papel más relevante en la sociedad.

Dos tercios señalaron que la opinión pública está recurriendo a las empresas para llenar vacíos relacionados con los problemas que enfrenta la sociedad; mientras, tres cuartas partes coincidieron en que, como líderes de empresa, los CEOs son personalmente responsables de colaborar en la solución de dichos problemas sociales.

La pandemia ha llevado a los directores generales en todo el mundo a enfocarse en su función social y a replantear sus prácticas comerciales.

Los avances más recientes los han motivado a cuestionar si su empresa cumple con los estándares que requieren sus grupos de interés. En este rubro, 79% señaló que debió revaluar el propósito de su organización a raíz de la crisis y la mayoría (79%) indicó sentir una conexión emocional más profunda con el propósito desde que inició la pandemia.

“Los CEOs han respondido a la crisis de covid-19 poniendo aún más énfasis en el propósito de la empresa y están haciéndoles ver a sus colaboradores y grupos de interés el objetivo por el cual existe su organización y cómo busca contribuir al mundo en general”, resaltó Esquivel.

Los asuntos ambientales, sociales y de gobierno corporativo son una prioridad en la agenda de los CEOs; al respecto, la mayoría (63%) ha comenzado a centrarse en el componente social.

No obstante, existen numerosos riesgos relacionados con el cambio climático; en este sentido, un amplio grupo de CEOs (66%) reconoce que gestionar este tema será un elemento fundamental para conservar su puesto en los próximos cinco años.

Con la crisis del covid-19, los directivos están cada vez más conectados con la razón de ser y el propósito social de sus organizaciones.

TENDENCIAS

Riesgos: el talento se ha convertido en el riesgo más importante para los negocios, por encima de la cadena de suministro y los temas ambientales.

Nueva realidad laboral: las empresas buscan cambiar sus estrategias de reclutamiento, ya que el trabajo a distancia ha ampliado el grupo potencial de talento, y se reducirá el tamaño de los espacios de oficina a corto plazo.

Propósito: el covid-19 ha acelerado el llamado al cambio social, y ha hecho que los CEOs reevalúen el propósito de su organización.

Transformación digital: La mayoría ha visto acelerar sus programas de transformación durante el confinamiento. Dos terceras partes invertirán más capital en adquirir tecnología que en el desarrollo del personal.

 

Fuente: 2020 Global CEO Outlook. Edición especial COVID-19.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *