Publicado en Destacado, NACIONAL.

CIUDAD DE MÉXICO.

Jaime Bonilla Valdez, gobernador de Baja California, insiste en defender las aspiraciones de Mario Escobedo Carignan, actual titular de la Secretaría de Economía Sustentable y Turismo (SEST), a la gubernatura del estado; sin embargo, este último arrastra investigaciones por presuntas corruptelas.

El pasado domingo, en videoconferencia, Bonilla afirmó: “El que sea de Morena o no sea de Morena es básicamente académico; lo que importa es que trabaja. Nadie que no trabaja puede ser  de Morena. El compromiso de cambiar es ese. Puede ser que no sea fundador, pero puede ser que crea más en el proyecto de Morena de cambiar que muchos fundadores que andan por ahí nada más esperando el hueso”.

Lo anterior, luego de que uno de los pobladores de Baja California criticara, vía redes sociales, la posible candidatura de Escobedo.

Al aspirante a gobernador se le ha ligado a firmas como la gasera Blue Propane para financiar campañas contra sus opositores, el alcalde de Tijuana, Arturo González Cruz, y el delegado federal único de Baja California, Jesús Ruiz Uribe.

Además, el funcionario enfrenta, por lo menos, cinco denuncias en diversas instancias como la Unidad de Inteligencia Financiera, la Fiscalía General de la República, la Secretaría de la Función Pública y los órganos anticorrupción y de justicia de la entidad por desvío de recursos y malos manejos, en algunos casos, en colusión con empresarios sonorenses.

Inclusive, en 2009 algunas de sus actividades fueron ligadas con una red de lavadores de dinero del crimen organizado.

En Morena ya tienen el expediente oscuro del funcionario, el cual no empata con los lineamientos del partido, y donde también se encuentran antecedentes como la venta ilegal de autos chocolate; la distribución de alcohol adulterado en bares y la importación de diferentes artículos con facilidades en las aduanas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *