Publicado en Destacado, ESTATAL.

La mañana del lunes un bebé recién nacido fue hallado en medio de un potrero en la comunidad de Carranza, municipio de Tamiahua, al norte del estado de Veracruz.

La alcaldesa Citlali Medellín, dijo a XEU que todo parece indicar que el pequeño tenía unas horas de haber llegado al mundo y fue dejado en una caja de cartón entre la maleza.

«Una madre, no quiero juzgarla, no sé si sin conciencia o corazón, abandonó a este pequeño bebé en esta cajita, en medio de este potrero, de un campo».

Un vaquero que comúnmente no transita por la zona  decidió tomar ese camino para llegar a su trabajo y alrededor de las 5:00 horas observó movimiento.

«Él lo recoge, lo lleva a su casa, lo recibe su esposa e inmediatamente llaman al DIF y a la policía para reportarnos el hallazgo».

Las autoridades lo trasladaron a un hospital para su valoración médica, de acuerdo a la primera revisión se encuentra en buenas condiciones de salud.

La mamá no ha sido localizada y se desconocen los motivos de la decisión que tomó, sin embargo la Fiscalía General del Estado (FGE) ya tomó conocimiento del hecho y realiza las investigaciones.

«Aquí lo importante es que el niño está sano, está bien y con vida; porque haberlo abandonado recién nacido, con sangre todavía en su cuerpo, pudo haber sido devorado por algunos animales» porque el cordón umbilical fue cortado con un cuchillo.

La FGE determinó que se queda bajo resguardo del DIF municipal y la Procuraduría de la Defensa del Menor, mientras la presidente municipal pide la custodia para hacerse cargo de él.

Aunque oficialmente no ha sido registrado, ha sido nombrado por la entrevistada como Miguel de Jesús; Miguel por San Miguel Arcángel y Jesús por «mantenerlo sano y con vida».

 

FUENTE: XEU

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *