Publicado en Destacado, ESTATAL, NACIONAL.

La oposición y los conservadores deben prepararse porque la transformación del país seguirá adelante, advirtió el presidente Andrés Manuel López Obrador al sentenciar que en su gobierno «las plazas ya no se venden» y la seguridad pública no convive de manera promiscua con el crimen.

Al continuar su gira por el estado de Veracruz iniciada el sábado por la tarde y en compañía del almirante secretario de marina, Rafael Ojeda Durán, el presidente de la república destacó la baja de la incidencia delictiva en la entidad hasta en un 50 por ciento, sobre todo en homicidios y secuestros «que eran una calamidad» durante la gubernatura pasada.

El presidente de México recordó que «es muy necio, perseverante y terco»  en el mejor sentido de la palabra, por lo que anunció a sus opositores que no descansará hasta que la Cuarta Transformación sea una realidad en el país.

«Que se preparen nuestros opositores, porque no vamos a dar tregua, ni un paso  atrás, ni siquiera para tomar impulso, vamos hacia delante, hacia la transformación de México, ya que se olviden del antiguo régimen corrupto, de  injusticias y de privilegios, vamos hacia una patria nueva, hacia la transformación de nuestro país», dijo.

Añadió que la lucha contra la corrupción se mantendrá  en todo su gobierno y prueba de ello es que está por concluirse la estrategia para que la Secretaría de Marina sea la que se haga cargo de todos los puertos en el país y se acabe con el contrabando y el ingreso de drogas que tanto daño hace a los jóvenes.

El presidente López Obrador afirmó que nadie como la Secretaría de Marina para que se haga cargo de poner orden en las aduanas portuarias del país.

En seguida, reconoció el trabajo que en materia de seguridad ha logrado el gobierno de Cuitláhuac García Jiménez  en Veracruz y explicó las ventajas a partir de las cuales se ha logrado alcanzar la disminución del 50 por ciento en secuestros y una baja sustantiva en homicidios, en Veracruz.

«Uno es que ya no se permite el contubernio, no hay  impunidad, ya no es el tiempo en que el secretario de seguridad pública estaba al servicio de una de las bandas de la delincuencia organizada, ya no es así, ahora ya está bien pintada la raya: una cosa es la delincuencia y otra cosa es la autoridad, ya no hay la mezcolanza que existía  anteriormente, ya no hay esa convivencia perversa, esa promiscuidad», aseguró el jefe del Ejecutivo federal.

Desde su punto de vista, se ha llevado más seguridad a los mexicanos porque «ya no se venden las plazas» y no hay servidores públicos que estén al servicio de los grupos de la delincuencia organizada.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *