Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Seúl acusa que soldados norcoreanos dispararon y quemaron el cuerpo de un trabajador del gobierno de Corea del Sur cuando este cruzó la frontera marítima entre ambos países.

Kim Jong-un ofreció este viernes una rara disculpa por el disparo fatal a un ciudadano surcoreano por parte de personal militar norcoreano en la frontera, una medida que podría evitar que el incidente aumente aún más la tensión entre los vecinos rivales.

Corea del Norte envió una carta este viernes por la mañana sobre el asesinato de un hombre de 47 años que trabajaba para el Ministerio de Pesca, informó Suh Hoon, asesor de seguridad nacional.

El tiroteo de esta semana fue el primer asesinato de este tipo en aproximadamente una década, y se produjo después de que Pyongyang se burlara de su vecino durante meses, en junio, explotando una oficina de enlace construida en 2018 al norte de la frontera como símbolo de reconciliación.

«Kim dio la orden de transmitir el mensaje de que lamenta mucho que el incidente haya causado una gran decepción al presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, y al pueblo de Corea del Sur», explica la carta, enviada por el Departamento del Frente Unido, el órgano de manejo de las relaciones intercoreanas del régimen, dijo Suh.

Hasta el momento, los medios de comunicación oficiales de Corea del Norte no han mencionado el incidente.

Corea del Sur exigió el jueves que Corea del Norte muestre arrepentimiento. El tiroteo probablemente tuvo lugar alrededor del mismo día en que Moon instó a los líderes mundiales en un discurso ante la Asamblea General de las Naciones Unidas a llevar a un final formal la Guerra de Corea de 70 años, su último intento de resucitar las conversaciones nucleares estancadas entre el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y Kim Jong-un.

«La disculpa de Kim definitivamente alivió la creciente tensión en la península de Corea«, señaló Boo Seung-chan, exasesor del ministro de Defensa de Corea del Sur y ahora profesor adjunto en el Instituto Yonsei de Estudios de Corea del Norte.

«Es posible que Kim quiera presentarse a sí mismo como un líder racional, no como un líder deshonesto, ante la comunidad internacional en medio de sus negociaciones nucleares de alto riesgo con Estados Unidos», agregó.

En una sesión informativa separada, Suh reveló el contenido de las cartas que Moon y Kim intercambiaron a principios de este mes, donde elogiaron los esfuerzos de cada uno por mantener la estabilidad.

Un empleado del Gobierno de Corea del Sur desapareció el lunes de su bote cerca de la isla Yeonpyeong, a unos 10 kilómetros al sur de la frontera náutica conocida como la Línea Límite Norte. El personal norcoreano disparó al hombre y quemó el cuerpo, acusó el jueves el Ministerio de Defensa de Corea del Sur.

Al parecer, estaba tratando de desertar, pero los norcoreanos lo trataron con dureza porque creían que podría haber sido portador del nuevo coronavirus, dijo la agencia de noticias Yonhap, citando a un oficial militar surcoreano.

Corea del Norte negó que tuviera la intención de incendiar el cuerpo del hombre. La carta incluía los detalles de la investigación de Corea del Norte, que decía que el hombre no identificado cruzó la frontera marítima sin autorización y fue advertido con disparos.

No respondió a las órdenes y cuando intentaba huir, se dispararon más de 10 tiros, decía la carta. La patrulla norcoreana encontró sangre en el agua pero no un cuerpo y prendió fuego al material flotante en el área como medida de prevención de virus, indicó.

Corea del Norte también criticó a su vecino por hacer un anuncio «unilateral» de este incidente un día antes y decir que Pyongyang había tomado acciones «antihumanitarias».

Yeonpyeong, cerca de donde tuvo lugar el tiroteo, fue el lugar del primer ataque en suelo surcoreano desde el final de la Guerra de Corea en 2010. Corea del Norte bombardeó objetivos durante más de una hora, matando a dos civiles y dos marines. La ráfaga dañó casi 300 estructuras y prendió fuego a zonas boscosas.

FUENTE: EL FINANCIERO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *