Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

La comisaria de la UE para la Salud pidió a los gobiernos reforzar las medidas para prevenir más casos de covid-19.

BRUSELAS.

El tiempo apremia si los países europeos no quieren vivir de nuevo la situación sanitaria de marzo, advirtió ayer la Unión Europea (UE), coincidiendo con nuevas medidas de restricción en España, Francia y Reino Unido que fueron rechazadas por ciudadanos.

En palabras de la comisaria para la Salud del bloque, Stella Kyriakides, los Estados miembros deben reforzar “inmediatamente” sus medidas de control y protección para frenar una segunda oleada de la pandemia.

Tal vez es la última oportunidad para evitar que se repita la situación de la pasada primavera” boreal, afirmó la responsable, estimando que la situación es “realmente preocupante”.

 

No podemos bajar la guardia. Esta crisis no ha sido superada”, insistió, añadiendo que los riesgos se multiplican con la llegada del otoño en Europa.

Asimismo, el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC) estimó que siete países de la UE (España, Rumania, Bulgaria, Croacia, Hungría, República Checa y Malta) registran una evolución de la pandemia de covid-19 que provoca una “gran preocupación” y un riesgo elevado de mortalidad.

Estos países muestran “una proporción más elevada de casos graves o de hospitalizaciones” con un alza de la mortalidad “constatada” o que “podría llegar muy pronto”.

Europa ya superó los cinco millones de contagios por covid-19 y la pandemia ha matado a casi 228 mil personas en el continente.

En todo el mundo, la pandemia se ha cobrado más de 978 mil vidas desde finales de diciembre y ha contagiado a casi 32 millones, según un balance con base en fuentes oficiales.

Francia superó por primera vez los 16 mil casos diarios de coronavirus, superando ampliamente el anterior récord, fijado en cerca de 13,500, y roza de esta forma el umbral de los 500 mil  contagios, según el último balance facilitado por las autoridades.

En Reino Unido inició ayer toque de queda impuesto a los pubs en Inglaterra y Gales. Es el país más afectado de Europa por la pandemia, con casi 42 mil muertes.

Alrededor de seis mil nuevos contagios diarios obligaron al primer ministro, Boris Johnson, a anunciar el toque de queda para los pubs.

La alerta en España también se elevó por el rebrote. El 78% de los españoles cree que la pandemia está fuera de control, según se desprende del estudio Essentials, llevado a cabo por Ipsos.

Esta cifra sitúa a España como el país más pesimista, sólo por detrás de Estados Unidos (82%), y por delante del resto de estados europeos.

 

FUENTE: EXCÉLSIOR

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *