Publicado en Destacado, NACIONAL.

Una estudiante subió un video a sus redes sociales en donde indica que su maestro presuntamente se tocaba sus partes intimas mientras unas de sus compañeras exponían en una clase virtual; la universidad ya ha iniciado una investigación

Ciudad de México.- Una joven, presuntamente estudiante de la BUAP, publicó en sus redes sociales un texto acompañado de un video en el que señala que un profesor se estaba masturbando mientras unas de sus compañeras exponían en una clase en línea.

“Tengo un video de un profesor de mi facultad (Relaciones Internacionales) que da la materia de Japón en la BUAP masturbándose mientras dos compañeras están exponiendo, voy a exponerlo porque ¡NO ESTÁ BIEN! Ni siquiera en clases en línea podemos estar tranquilas”, escribió la joven en redes sociales.

Sin embargo, en cuanto se dio a conocer este video, alumnos del profesor Ángel “N” salieron en su defensa, uno de los jóvenes dijo “el profe tiene ciertos problemas de salud que a veces le provocan que haga ciertos movimientos”, agregaron que ni siquiera las cámaras estaban encendidas, solo la del alumno citado y la del maestro.

Otra chica dijo que no fue la manera de hacerlo, primero debieron hablar con alguien más de la clase para saber si se habían sentido atacados, porque ninguno se sintió así. “No se me hace justo a que esto de pie a que la imagen del profesor sea dañada, al igual que su carrera o que su trabajo llegue a correr peligro por un malentendido”.

El profesor en un chat con los alumnos dijo que sus movimientos se debían a que sufre taquicardias lo que provoca el pie izquierdo todo el tiempo, también subió al chat una fotografía donde muestra el medicamento que toma para controlarlo, agregó que en esta clase él no podía ver a ninguna de sus alumnas ya que tenían desactivadas las cámaras.

La BUAP respondió en un comunicado y señaló que ya se inició una investigación desde la oficina de la abogada general para determinar responsabilidades ante el posible comportamiento inadecuado de un académico.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *