Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Mmadi Reuben, oficial veterinaria del Departamento de Vida Silvestre y Parques Nacionales, dio los detalles sobre la investigación del fallecimiento de más de 300 paquidermos.

La muerte súbita de cientos de elefantes en Botswana, que tiene la mayor población mundial de animales, se debió a una neurotoxina en los pozos de agua, según los científicos.

El hallazgo pone fin a meses de especulaciones sobre por qué al menos 330 elefantes fueron encontrados muertos en una región del país este año, con posibles explicaciones que van desde el ántrax hasta el envenenamiento.

«Tenemos una serie de hipótesis en las que estamos trabajando», dijo Mmadi Reuben, oficial veterinaria del Departamento de Vida Silvestre y Parques Nacionales, en una conferencia de prensa.

«Los elefantes son los únicos animales que beben debajo de la superficie del agua y chupan el limo, que es donde residen estas toxinas».

Los 135 mil elefantes de Botswana se han convertido en un problema político porque algunas personas dicen que hay demasiados. Si bien son una parte clave de una industria turística que generalmente vale 2 mil millones de dólares al año, a veces también se comen las cosechas de los aldeanos y varias personas han muerto debido a encuentros con los animales.

La aparición de la toxina, producida por una cianobacteria, podría deberse a una severa sequía el año pasado seguida de buenas lluvias esta temporada, señaló Cyril Taolo, subdirector del departamento.

«Cuando los pozos se secaron a fines de junio, la enfermedad también terminó», comentó Mmadi. “Lo importante es que continúen las investigaciones sobre por qué sucedió esto para que en el futuro podamos evitar que esto vuelva a suceder a tiempo”.

FUENTE: EL FINANCIERO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *