Publicado en Destacado, ESTATAL.

El gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García Jiménez, señaló este lunes que, la ciudadanía debe tener en claro que, una fiesta se puede convertir en un foco de infección de COVID-19.

En conferencia de prensa, el mandatario estatal consideró que, si la ciudadanía se compromete «a mantener la forma ordenada a la nueva normalidad, podremos bajar al color amarillo».

Asimismo,  dijo que las ciudades que están en color rojo del semáforo epidemiológico deben tener más cuidado.

«Debemos tener muy en claro que una fiesta se puede convertir en un foco de infección en coronavirus, principalmente donde una ciudad esta en rojo y los casos activos están en el máximo riesgo».

 

FUENTE: XEU

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *