Publicado en Destacado, INTERNACIONAL, NACIONAL.

Omi Debua relató que la inspiración llegó repentinamente mientras veía un diseño que le mandaron por WhatsApp

MONTERREY

Desde su estudio ambientado con un estilo renacentista con cuadros y música de fondo, Omi Debua cuenta cómo surgió la idea de tatuar gratis a personas sobrevivientes de coronavirus con la leyenda «COVID SURVIVOR».

El tatuador, con más de 10 años de experiencia, relató que la inspiración llegó repentinamente mientras veía un diseño que le mandaron por WhatsApp y al mismo tiempo miraba en la televisión noticias relacionadas con el covid.

Pero la historia tiene un trasfondo, explicó Omi, ya que al principio de la pandemia dudaba que el virus fuera real hasta que vio como poco a poco sus clientes posponían sus citas porque se contagiaron.

Esta situación le hizo reflexionar en que, mientras cientos de personas fallecieron por coronavirus, otras lograron salir adelante y ahora tienen una segunda oportunidad, explicó Omi en entrevista para ABC Noticias.

Yo era uno de los que no creía de la enfermedad, pero hasta que conoces que hay personas cercanas que están contagiadas, incluso tus mismos clientes, te das cuenta que es algo muy fuerte.

Le comenté a mi manager sobre qué le parecía la idea de hacer un logo que sirva como una especie de sello para todos aquellos que sobrevivieron y tienen una segunda oportunidad de vivir», indicó.

Estar en contacto con sobrevivientes de covid le permitió a Omi conocer historias tristes. «Algunos me platicaron como fue la perdida de sus familiares, eso es lo más fuerte, que te cuenten que perdieron a sus papás o a sus abuelos. He escuchado testimonios impactantes de la enfermedad», señalo.

Observar la cara de las personas que se tatúan es uno de las satisfacciones más gratas para Omi, ya que es algo que pueden mostrar a sus familiares como un recuerdo de que sobrevivieron a una enfermedad.

Alan Samaniego es uno de las primeras 10 personas en Monterrey que se realizan el tatuaje de «COVID SURVIVOR».

Aunque fue asintomático siempre pasó por su cabeza la posibilidad de fallecer por lo que recuperarse sin haber pisado un hospital lo considera como una segunda oportunidad de vida.

Mi caso no fue grave, pero a nivel mundial hubo miles de muertos y pude ser uno de ellos. Afortunadamente aquí estamos contando la experiencia, estoy agradecido con la vida y con Dios por esta segunda oportunidad», indicó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *