Publicado en Destacado, NACIONAL.

Los ejemplares fueron hallados el lunes por la tarde por pescadores y de inmediato se organizaron para regresarlos a mar abierto, con el fin de evitar que perdieran la vida

CIUDAD DE MÉXICO.

Un grupo de siete pescadores dedicados al buceo para sacar almeja y caracol en Puerto Lobos, municipio de Caborca, Sonora, rescató a cuatro delfines nariz de botella, especie bajo “Protección Especial” de acuerdo a la Norma Oficial Mexicana 059, que quedaron varados en la playa al acercarse a buscar alimento.

Poncho Hernández explicó a Excélsior que los ejemplares fueron hallados el lunes por la tarde, y de inmediato se organizaron para regresarlos a mar abierto, con el fin de evitar que perdieran la vida.

Detalló que tres delfines estaban en perfectas condiciones y otro tenía algunas heridas leves en el abdomen, provocadas por las piedras de la orilla.

“Andaban comiendo y quedaron en una fosa y ya no pudieron salir. Los miramos que estaban ahí varados y pues los echamos al mar, para que no se murieran, porque iba a bajar más el agua, y ahí quedan y se mueren”, indicó.

Poncho Hernández señaló que los cuatro delfines “estaban bien vivos y se fueron nadando”, en cuanto entraron a aguas más profundas.

Destacó que seguido encuentran crías de delfín en Puerto Lobos, e incluso ballenas, a las que es muy difícil ayudar por el peso.

Indicó que si recibieran apoyo de las autoridades ambientales podrían hacer más por el cuidado del medio ambiente, ya que antes rescataban nidos de tortuga caguama y carey, pero la cuatrimoto que tenían se descompuso y ya no cuentan con vehículo para recorrer las playas.

Agregó que los pescadores están en la mejor disposición de recibir capacitación con el fin de apoyar a la Semarnat y la Profepa, en la protección de especies en riesgo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *