Publicado en Destacado, NACIONAL.

La mayoría del personal que trabaja ahí tiene que reutilizar los insumos o costear su propio equipo de protección personal para evitar más contagios

Con cubrebocas, guantes y batas recicladas trabaja el personal médico del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), en Monterrey.

La mayoría del personal que trabaja ahí tiene que reutilizar los insumos o costear su propio equipo de protección personal para evitar más contagios.

Incluso apenas la semana pasada se reportó el deceso de un enfermero que murió a causa de covid. El fallecido trabajaba en la Clínica localizada en la Avenida Constitución, en la Colonia Obispado.

Una trabajadora de la clínica relató para ABC Noticias que la administración del hospital es renuente a proporcionar equipo médico nuevo y en su lugar recurren a esterilizar los cubrebocas y las batas.

Los compañeros pagan su protección, no hay controles de protocolos de seguridad, estamos abandonados y no les interesamos», indicó.

Agregó que al personal que se reúse a laborar en esas condiciones es acreedor a cartas administrativas, por lo que se ven obligados a gastar de su salario para pagar su propio equipo.

Nos dan batas desechables y nos piden que las regresemos para esterilizarlas y volverlas a usar, también pasa con los cubrebocas KN95. Además, nos tienen contado el gel, los guantes y no hay sábanas suficientes para los pacientes», señaló.

Por si fuera poco, el personal médico no es el único que padece la falta de equipamiento, ya que también los propios pacientes reciben sábanas recicladas, las cuales son sometidas a un proceso de esterilización.

La crisis también pegó al Hospital Regional localizado en la Colonia Burócratas Municipales, en el poniente de la ciudad, el cual se reconfiguró para dar prioridad a los enfermos de coronavirus.

Lo anterior provocó que los derechohabientes sufran para pedir una consulta y tratarse de otras enfermedades que no tienen nada que ver con covid.

Esta situación no es exclusiva de Nuevo León ya que en otros estados del país se han replicado los problemas en la Institución. En Zacatecas, por ejemplo, se reportó un desabasto de medicamentos y en San Luis, personal médico alzó la voz por falta de insumos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *