Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

El incidente ocurrió el pasado viernes mientras se celebrara la oración; investigadores aseguran que fue debido a una chispa en el sistema del aire acondicionado, alimentado por gas.

El número de muertos en un incendio provocado por la explosión de varios aparatos de aire acondicionado, alimentados por gas, en una mezquita en Bangladesh aumentó este domingo a 23, mientras que al menos 14 afectados continúan en estado crítico en uno de los peores recientes sucesos de este tipo, informaron las autoridades este domingo.

«Hasta ahora, 23 personas han muerto. Tememos que el número de muertos todavía podría aumentar porque la situación de los heridos es muy precaria», dijo a el vocero de la unidad de quemados del Hospital Universitario de Dacca, Partha Shankar Paul.

Los fieles se encontraban en la oración nocturna del viernes cuando la explosión provocó una bola de fuego en la mezquita del distrito central de Narayanganj, anunciaron los servicios de urgencia, que habían dado cuenta inicialmente de 16 muertos. Según la versión de las autoridades bangladesíes, seis aparatos de aire acondicionado explotaron por una chispa mientras casi cincuenta personas se habían reunido para rezar en la mezquita.

Otras ocho personas, entre ellas el imam y el almuédano, que dirigían la oración, murieron en las últimas horas elevando el balance total de fallecidos a 23, dijo Samanta Lal Sen, un vocero del hospital de quemados de Dacca.

Los vecinos acudieron a la mezquita al poco tiempo de iniciarse las llamas, según explicaron los testigos que socorrieron a las víctimas llevándolas a un estanque vecino. Unas 37 personas fueron enviadas al hospital, muchas de ellas en estado crítico, y algunas han fallecido en las últimas horas a causa de sus graves quemaduras.

«El estado de 13 heridos es crítico. Algunas víctimas tienen quemaduras en el 70 y 80 por ciento del cuerpo», dijo Lai Sen antes de señalar que el número de fallecidos puede aumentar. En total 45 personas resultaron heridas, según la policía.

 

FUENTE: MILENIO

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *