Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Un nuevo estudio hecho en siete países detectó una mejoría en pacientes de críticos a la pandemia; el análisis provocaría un cambio en propuestas de la OMS.

 

El tratamiento con corticoide reduce el riesgo de muerte por coronavirus en un 20 por ciento de los pacientes críticos de la enfermedad, según un análisis de siete ensayos internacionales, un hecho que lleva a la actualización de consejos de tratamientos realizado por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Los datos fueron recabados por ensayos separados de hidrocortisona, dexametasona y metilprednisolona en dosis bajas. Ahí se encontró detectó que estos esteroides mejoran las tasas de supervivencia de los pacientes de covid-19 lo suficientemente enfermos como para estar en cuidados intensivos en el hospital.

«Los esteroides son un medicamento barato y fácilmente disponible, y nuestro análisis ha confirmado que son eficaces para reducir las muertes entre las personas más gravemente afectadas por covid-19», afirmó Jonathan Sterne, profesor de estadísticas médicas y epidemiología de la Universidad Bristol de Reino Unido que trabajó en el análisis.

Los ensayos fueron realizados por investigadores de Reino Unido, Brasil, Canadá, China, Francia, España y Estados Unidos. Aseguran que los análisis dieron un mensaje coherente en todo momento, mostrando que los fármacos eran beneficiosos en los pacientes más enfermos, independientemente de la edad o el sexo o del tiempo que los pacientes llevaban enfermos.

«Los esteroides no son una cura, pero ayudan a mejorar los resultados. Tener una opción de diferentes tipos de esteroides, todos los cuales parecen mejorar la recuperación del paciente, está muy bien, ya que ayuda a aliviar los problemas de suministro de medicamentos», afirmó uno de los autores de la investigación, Anthony Gordon, del Imperial College de Londres.

A través de un comunicado, los expertos que participaron en el estudio sostienen que la tasa de recuperación equivale a que alrededor del 68 por ciento de los pacientes más enfermos de covid-19 sobrevivan después del tratamiento con corticosteroides, «en comparación con alrededor del 60 por ciento que sobreviven en ausencia de corticosteroides».

Las conclusiones, publicadas en el Journal of the American Medical Association, refuerzan los resultados que fueron aclamados como un importante avance y anunciados en junio, cuando la dexametasona se convirtió en el primer fármaco que demostró ser capaz de reducir las tasas de mortalidad entre los pacientes gravemente enfermos de covid-19. Desde entonces, la dexametasona se ha utilizado ampliamente en las unidades de cuidados intensivos que tratan a los pacientes de COVID-19 en algunos países.

Martin Landray, profesor de medicina y epidemiología de la Universidad de Oxford que trabajó en el ensayo de la dexametasona que fue una parte clave del análisis conjunto publicado el miércoles, declaró que los resultados significan que los médicos de los hospitales de todo el mundo pueden pasar a usar los medicamentos de forma segura para salvar vidas. Tratamiento no depende de uso de ventilación asistida «Estos resultados son claros, y pueden ser utilizados al instante en la práctica clínica», dijo a los periodistas  Jonathan Sterne, quien volvió a recalcar que estos fueron implementados en dosis bajas.

Los expertos también agregaron que la evolución favorable se mostró independientemente si los pacientes estaban o no con ventilación asistida. El remdesivir de Gilead fue autorizado por los reguladores de Estados Unidos en mayo para su uso en pacientes con covid-19 severo, después de que los datos del ensayo mostraran que el medicamento antiviral ayudó a acortar el tiempo de recuperación del hospital. Anthony Gordon, un profesor del Imperial College London que también trabajó en el análisis, dijo que sus resultados eran buenas noticias para los pacientes que enferman gravemente de covid-19, pero que no serían suficientes para poner fin a los brotes o facilitar las medidas de control de la infección.

«Por muy impresionantes que sean estos resultados, esto no es una cura. Ahora tenemos algo que ayudará, pero no es una cura, así que es vital que mantengamos todas las estrategias de prevención».

 

FUENTE: Milenio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *