Publicado en Destacado, ESTATAL.

La Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales (UCIN) del Hospital General de Tarimoya, otorgó el alta médica a dos mellizos que nacieron prematuramente, razón por la que debieron estar 35 días hospitalizados.

Los infantes ingresaron con bajo peso, dificultad respiratoria y sepsis neonatal (infección en la sangre), ésta última derivada de una infección renal y de las vías urinarias que presentó la madre; por lo que de inmediato fueron trasladados a dicha unidad con el fin de evitar un posible riesgo de contagio de COVID-19.

Personal de la UCIN brindó a los pequeños el tratamiento adecuado, así como el reforzamiento de sus defensas con leche materna. Durante los últimos días mostraron una evolución exitosa y eso ameritó su egreso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *