Publicado en Destacado, NACIONAL.

CIUDAD DE MÉXICO.

Pese a los trabajos de rehabilitación que está llevando a cabo el gobierno federal en la Refinería de Cadereyta, el complejo se encuentra operando a 36.3% de su capacidad, lo cual ha provocado que su producción de combustibles registrará una caída de 6.2%.

En su conferencia matutina, el presidente Andrés Manuel López Obrador negó la posibilidad de cerrar o reubicar el mencionado complejo, luego de que está siendo señalado como uno de los principales focos de contaminación en Nuevo León.

Sin embargo, el mandatario dijo que el país necesita esa refinería, pues su producción es indispensable para reducir la importación de combustibles.

Bajo esta política, el gobierno federal ha destinado cuatro mil 458 millones de pesos, de los cuales dos mil 400 fueron ejercidos en 2019 y dos mil 58 millones de pesos se presupuestaron para este año, capital que tiene como objetivo la reconfiguración de la refinería.

De acuerdo con datos de la Secretaría de Energía (Sener), el complejo tiene una capacidad para procesar 275 mil barriles por día. Sin embargo, el director dijo que luego de los trabajos de reconfiguración que se hicieron en otras administraciones, esta ya es de 180 mil barriles.

Es así que estos trabajos y el dinero ejercido, el complejo estaría operando a 36.3%, según los datos de Sener o 55.5%, de acuerdo con Pemex, pues está procesando 99.9 mil barriles por día. Según Pemex, a partir de septiembre y octubre, el nivel de procesamiento será de 100 mil barriles por día, mientras que en noviembre y diciembre esta subirá a 160 mil barriles.

En este complejo se han detectado 26 plantas con rezago que requieren reparaciones mayores, por lo que para finales de este año estarán rehabilitadas 11 plantas.

De acuerdo al calendario del Programa del Sistema Nacional de Refinación, a finales de 2023 concluirán los trabajos en esta refinería.

El directivo dijo que la Refinería de Cadereyta, que ya cumplió 41 años, produce la mitad del Diesel de Ultra Bajo Azufre, además de que su producción de otros combustibles como las gasolinas, abastecen 64 por ciento del total de la demanda de los estados de Chihuahua, Coahuila, Nuevo León, Durango, Zacatecas, San Luis Potosí y Tamaulipas.

«Vale la pena resaltar que, en términos del ejercicio de recursos presupuestales, tanto en los de operación como en los de rehabilitación, Cadereyta es la Refinería que ha ejercido con más eficiencia dicho presupuesto», dijo Octavio Oropeza, de Pemex.

REFINERÍAS CON AVANCE DE 81%; 22,905 MDP PARA SISTEMA NACIONAL

Los trabajos de reparación al Sistema Nacional de Refinación (SNR) ya llevan un avance de 81%, los cuales tienen como objetivo la adecuación de los equipos para aumentar la producción de combustibles de alto valor agregado.

El director de Pemex, Octavio Romero Oropeza, aseguró que para estos trabajos, durante 2020, se ha destinado un presupuesto de 22 mil 905 millones de pesos, de los cuales 16 mil 124 millones de pesos, equivalente a 70% ya se han comprometido en contratos.

Durante la visita a la refinería de Cadereyta en Nuevo León, el funcionario detalló que seis mil 781 millones de pesos restantes aún están disponibles para seguir con los trabajos de adecuación.

A esto se suma el gasto de operación de las refinerías, que está calculado en un total de 5 mil 716 millones de pesos.

«Uno de los objetivos que se tiene con el Programa de Rehabilitación de las seis refinerías va encaminado a mejorar la eficiencia operativa de las plantas de proceso y con ello emitir menos sustancias contaminantes.»

El gobierno federal ha reiterado en diferentes ocasiones que, durante las administraciones pasadas, se dejó de lado la inversión al sector de refinación, lo cual provocó el deterioro de los equipos, por lo que en los últimos años se desplomó el procesamiento de crudo y producción de combustibles como gasolinas, diesel, turbosina, entre otros, pues los paros programados y no programados eran constantes.

Esta situación provocó una dependencia creciente de las importaciones, pues la elaboración nacional ya no es suficiente para abastecer la demanda.

Según la política del gobierno actual, se busca destinar un mayor volumen de crudo a las refinerías para aumentar la producción de petrolíferos, es por ello que mantienen el programa de rehabilitación de los complejos a fin de incrementar su eficiencia.

Es así que hasta ahora la refinería de Tula es la que mayor avance con el 88%, pues se han realizado reparaciones mayores y menores en sus equipos, para lo cual se le destinó un presupuesto de 4 mil 735 millones de pesos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *