Publicado en Destacado, NACIONAL.

El oso Hormiguero (Tamandua mexicana), es una especie endémica en ‘Peligro de Extinción’, según la Norma Oficial Mexicana 059; Profepa guarda silencio

CIUDAD DE MÉXICO.

Atado a un señalamiento de tránsito y con signos de tortura, fue hallado el jueves un oso Hormiguero en el kilómetro 120 de la carretera Tekom-Chibilun, denunció la Red Animal Yucatán.

La agrupación dio a conocer que el ejemplar ya estaba muerto cuando llegaron a atenderlo autoridades de la Secretaría de Desarrollo Sustentable del Estado.

«Kilómetro 101 y 102 encuentran oso Hormiguero amordazado y con las tripas de fuera, lamentablemente ya estaba muerto, al parecer fue torturado posiblemente para rituales», escribieron los integrantes de la Red Animal Yucatán en su página de Facebook.

El oso Hormiguero (Tamandua mexicana), es una especie endémica en «Peligro de Extinción», según la Norma Oficial Mexicana 059.

En México se distribuye principalmente en las áreas tropicales, desde el estado de Colima hasta Chiapas a lo largo de la vertiente del Pacífico y desde el estado de San Luis Potosí hasta la Península de Yucatán por la vertiente del Atlántico.

En este caso, como en la mayoría, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), guarda silencio, aún cuando el ejemplar de vida silvestre muerto pertenece a una especie protegida por la legislación mexicana.

Venado cola blanca

Un ejemplo de la falta de actuación de la Profepa se dio el pasado mes de junio, cuando igualmente usuarios de redes sociales denunciaron la matanza a sangre fría de un venado cola blanca que ingresó por error a las instalaciones de la distribuidora de medicamentos Marzam en el municipio de Umán, Yucatán.

Una persona compartió en Facebook fotos del venado con vida corriendo despavorido por el patio de maniobras y otra imagen donde ya estaba sin vida arriba de un diablito, después de que aparentemente los empleados le dieron un balazo.

A pesar de que la empresa se deslindó y presentó una denuncia formal contra quienes resulten responsables de estos hechos, la Profepa no ha dado a conocer si realizó alguna visita de inspección, dónde quedaron los restos del ejemplar y cuáles fueron las sanciones contra quienes privaron de la vida al animal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *