Publicado en Destacado, NACIONAL.

QUERÉTARO

Los farsantes aprovechan la crisis sanitaria para lucrar con productos diversos. En la carrera por ya poner a disposición del público un tratamiento contra la Covid-19, hay quienes toman ventaja de esto para ofrecer en televisión, radio o las calles, la venta de productos ‘milagro’.

Un ejemplo de esto son el dióxido de cloro o las tarjetas sanitizantes, cuya eficacia para eliminar el virus no está comprobada y pueden poner en riesgo la salud. Este tipo de artículos tienen múltiples presentaciones, desde sustancias de origen natural o compuesto químicos, que se presentan en pastillas, soluciones, geles, cremas, parches, inyecciones, jabones, bebidas, que se caracterizan por exaltar, en su publicidad, una o varias cualidades terapéuticas o curativas, que no tienen alguna otra medicina del mercado legal.

Hugo López-Gatell, subsecretario de Promoción y Prevención de la Salud, de la Secretaría de Salud federal, reiteró a AM de Querétaro que, en caso de existir mentiras evidentes sobre las bondades medicinales de productos tradicionales o de compuestos químicos patentados -que hablan de ser factibles vacunas del coronavirus-, pueden ser objeto de denuncias y demandas de oficio de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris).

Reconoció que “al tratarse de un riesgo sanitario y ser fórmulas químicas que no cumplen lo que prometen es motivo de seguimiento legal y ser sancionados. El público debe entender que es eficaz y que no, para evitar afectaciones a su propia salud”.

Asimismo, recordó que su imagen ha sido utilizada para promocionar productos ‘fraudulentos’, como supuestos tratamientos contra el nuevo coronavirus.

Si usted ve que yo estoy anunciando un producto, es un fraude. Yo no voy a anunciar nunca ningún producto porque no tengo interés en anunciarlo”, señaló. Por ello, volvió a mandar el mensaje de denunciar a aquellos lugares, empresas o individuos que están lucrando con productos que no estén demostrados como el medicamento o vacuna que cure a la pandemia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *