Publicado en Destacado, NACIONAL.

CIUDAD DE MÉXICO.

Ante el retorno a clases,  padres de familia del municipio de Cuencamé, en la región de Los Llanos, en Durango, se unieron para recolectar  teléfonos celulares usados, en buen estado, o nuevos para que sus hijos y vecinos pudieran tener acceso completo a las clases a distancia.

La Sociedad de Padres de Familia de la Escuela Secundaria General Severino Ceniceros, cuyos habitantes se dedican principalmente a la agricultura, ganadería y a la maquila, han decidido que no van a permitir rezago educativo en la comunidad.

“Aquí todos aprendemos o nos fregamos juntos, y más que eso; aquí todos nos movemos, no estamos esperanzados a que  nos den nada”, afirma la presidenta de la Sociedad de Padres de Familia, Lucila Flores Sánchez, al detallar que la donación de celulares “fue una idea personal, porque vi el ciclo pasado que desafortunadamente muchos alumnos batallaban en recibir y enviar sus tareas, porque no tenían computadora y con un teléfono celular podían tomarle una foto y mandarlo por mensaje, pero muchos de ellos ni eso tenían”.

Y “como hay mucha gente o que  renueva su plan o se compra uno de mejor calidad, los van desechando, y en ocasiones en una familia todos tienen. Por eso la donación, lo único que pedimos es que el aparato cuente con cámara y que se pueda conectar a wi-fi o internet”, detalló Lucila.

Éste es el primer paso, continúa Flores Sánchez, lo segundo, dijo, será apoyar con la “compra de megas”: Hay quienes tienen uno hasta cuatro hijos en primaria y hasta tres en los tres grados de secundaria, por lo que “decidimos realizar rifas de diversos objetos, para reunir recursos y  subsidiar a los alumnos con la compra  de tiempo aire”, además de que se exhorta a las familias que si tienen conexión a internet en su vivienda “compartan la clave a sus vecinos  o a quien no cuente con ella”, además de que se buscará que, quien pueda hacerlo, “funja como padrino de un menor y se comprometa a donar cierta cantidad semanal “ para la compra de megas.

“Que de acuerdo con su economía puedan donar 50 pesos, o lo que puedan, cada semana”, afirmó.

“Habrá niños que sí requieren ese apoyo, porque cada semana se llegan a gastar hasta cien pesos de tiempo aire. Y si en una familia se tienen tres hijos, son 300 pesos a la semana, cuando un trabajador de la maquila llega a ganar 800 pesos semanales”, detalló Lucila Flores, quien en su cuenta de redes sociales mantiene activo el hashtag DonaYDaPoder,  y AcciónConEducación, para recibir donativos “en especie (celulares) y recursos, del 20 de agosto, al 15 de septiembre, en pro de alumnos  de la Secundaria Severino Ceniceros.

Objetivo

La meta es lograr que en cada hogar, por lo menos,  se tenga un celular,  que “en el tiempo de la tecnología pareciera que no se justifica, porque se pensaría que todo mundo tiene celular, y la realidad, es otra”.

Este periodo “es una prueba que habremos de superar solos, desde la casa, para evitar contagios, pero dando la mano al otro”, explicó.

Según la última Encuesta Nacional Sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información en los  Hogares 2019 (Endutih 2019) del Inegi, en México se tenían 86.5 millones de usuarios de comunicaciones móviles, de los que 95.3% usaban smartphone.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *