Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

El caso fue descubierto por el FBI y compartido con la Oficina de Investigación Criminal de Taiwán; los buches secos fueron comprados y enviados desde México utilizando servicios internacionales de mensajería

En una operación coordinada por el FBI y la policía y autoridades aduaneras de Taiwán se logró el aseguramiento de 161 buches de pez Totoaba en Nueva Taipeitraficados ilegalmente desde México.

De acuerdo con la prensa local, un hombre de 30 años de apellido Yao ingresó las vejigas natatorias con un peso aproximado de 19 kilogramos y un valor de 900 mil dólares en el mercado negro, entre el 28 de julio y el 12 de agosto.

El caso fue descubierto por la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) y compartido con la Oficina de Investigación Criminal (CIB) de Taiwán luego de que los buches secos fueron comprados y enviados desde México utilizando servicios internacionales de mensajería con destino a China y que cruzaron por Estados Unidos.

Los buches fueron analizados por laboratorios en Taiwán y Estados Unidos para confirmar que se trataba de Tototaba, especie en peligro de extinción, protegida por la legislación mexicana y la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES).

Según un informe de Estados Unidos, en mayo de 2019, las aduanas chinas incautaron 565 vejigas natatorias de Totoaba que pesaban 167 kilogramos con un precio de 7.65 millones de dólares.

El aseguramiento millonario de buches de Tototaba en Nueva Taipei confirma que la captura ilegal de Totoaba continúa imparable en el Alto Golfo de California, mientras el Gobierno de México sigue preparando una estrategia integral, que parece que nunca llegará, para acabar con la pesca furtiva que además provoca la muerte de la vaquita marina, al quedar atrapada en las redes de enmalle que son colocadas en su hábitat natural.

El tiempo se acaba para nuestro país, ya que en octubre tendrá que comprobar ante los países miembros de la CITES, avances en la protección del mamífero marino en mayor peligro del mundo, ya que de lo contrario podría recibir sanciones comerciales, que se sumarían al embargo pesquero impuesto por Estados Unidos a la región desde agosto de 2018.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *