Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

La agencia espacial trabaja para resolver el problema

Se suscitó una situación de importancia el viernes 21 de agosto, cuando la tripulación de la Estación Espacial Internacional (EEI) tuvo que desplazarse y encerrarse en el segmento orbital ruso mientras busca el origen de una fuga de aire detectada el jueves 20.

“Se ha llevado a cabo el cierre de las escotillas del segmento estadounidense y de la escotilla entre ambos segmentos“, ha indicado a Sputnik el servicio de prensa de la Agencia Espacial Rusa, conocida como Roscomos.

En este sentido, la agencia ha explicado que la tripulación permanecerá en esta zona hasta la noche de este lunes 24 de agosto, mientras trata de resolver el problema.

Durante este periodo de tiempo se lleva a cabo un control de la presión en los distintos módulos del segmento para hallar el lugar de la fuga y solucionarlo.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *