Publicado en Destacado, REGIÓN SUR.

*Habían celebrado que se «había acabado el coronavirus»
*Hay por lo menos seis testigos presenciales en el lugar, rindiendo su declaración

Coatzacoalcos, Ver; 24 de agosto del 2020.- La noche de este lunes, inicio de semana, se registró un atentado que dejó como resultado la muerte a balazos de una pareja de hombre y mujer, que celebraba el supuesto fin de la pandemia del COVID-19, al interior del bar «El Arrecife» en la colonia Francisco Villa, al sur de esta ciudad.

Los hechos, se registraron minutos antes de las 21:00 horas, en el inmueble de la vida nocturna ubicado sobre la avenida Juan Osorio López, a la altura de la referida colonia.

Ahí, un comando armado interceptó a un masculino cuya edad aproximadamente es de 40 años y a una mujer de 26 años de edad aproximadamente, mismos que eran pareja, la cual fue acribillada tras recibir disparos a manos de sus agresores a quemarropa, muriendo de forma instantánea en la escena.

Habían acudido al bar para celebrar «que se había acabado el coronavirus», afirmación que resulta por simple obviedad, muy lejos de ser verdad.

Los parroquianos que se encontraban al interior de «El Arrecife», emprendieron la huida a rumbo desconocidos.

Tras recibir el reporte, elementos de la Policía Municipal arribaron al lugar como primeros respondientes, confirmando el dato y con ello, procedieron a acordonar la zona, conforme al protocolo de cadena de custodia.

Minutos más tarde, elementos de la Policía Ministerial Acreditable, iniciaron con la recolección de indicios, para su integración a la carpeta de investigación, junto con la declaración que rindan los seis testigos presenciales, mismos que ya aportan los datos necesarios, por lo que se espera el esclarecimiento de los hechos.

Finalmente, una carrosa funeraria al servicio de la Dirección de los Servicios Periciales, iniciaron con los trabajos para levantar y trasladar los cadáveres de esta pareja, para que sean enviados a la morgue de la ciudad, para que un médico legista le realice la necrocirugía de rigor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *