Publicado en Destacado, NACIONAL.

Ciudad de México. La situación económica general es la razón uno por la que los negocios del país descartaron acceder a un nuevo crédito en el segundo trimestre del año. El Banco de México reportó que 62.2 por ciento de las empresas que consulta destacó en este factor su principal limitante para ir por financiamiento. La proporción es más alta que el 57 por ciento reportado en los primeros tres meses de 2020.

También se observa que el deterioro en las ventas y rentabilidad de las empresas ha desplazado a las tasas de interés como el segundo factor que más pesa en las unidades económicas que no piden nuevos créditos.

La Encuesta Trimestral de Evaluación Coyuntural del Mercado Crediticio revela que 49.4 por ciento de los negocios consultados contó en ese factor –ventas y rentabilidad– la principal limitante de acceso a crédito, por arriba de 47.7 por ciento reportado en el primer trimestre del año.

En tercer lugar quedaron las tasas de interés del mercado de crédito bancario. El 47.2 por ciento de las empresas expresó que éstas son la principal limitante para no utilizar nuevos créditos bancarios. Todavía en el primer trimestre del año, este factor era el principal condicionante para 51.3 por ciento de los negocios.

Como contexto, el segundo trimestre de 2020 sostuvo el mayor peso económico por la pandemia de Covid-19. El cierre dictado al sector formal implicó caídas, hasta ahora, sin precedente en los indicadores económicos, pérdida de empleos y registros patronales ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

El acceso a crédito es diferenciado por el tamaño de los negocios. Previo a la pandemia sólo alcanzaba a 11.4 por ciento de las microempresas en el país, según lo reportado en los Censos Económicos 2019. En las pequeñas y medianas el 25.7 por ciento contaban con financiamiento, mientras en las grandes alcanzó a 30.6 por ciento.

En este marco y bajo la presión de la pandemia, se han lanzado nuevos programas de créditos gubernamentales. En el segundo trimestre del año, 41.9 por ciento de las empresas dijo no ir por un crédito nuevo debido a que tenía acceso a apoyo público; la proporción es menor respecto a 44.1 por ciento de los primeros tres meses de 2020.

En el informe, el Banco de México detalló que en el segundo trimestre del año hay “condiciones menos favorables respecto del trimestre anterior en términos de los plazos, las condiciones para refinanciar créditos, los montos ofrecidos, los requerimientos de colateral, los tiempos de resolución del crédito y otros requisitos solicitados por la banca”.

Así, en el segundo trimestre, que va de abril a junio de 2020, la fuente de financiamiento para 77.7 por ciento de las empresas encuestadas fueron otros negocios, sus proveedores, la proporción es más alta que 75.9 por ciento del primer trimestre del año.

Con la banca comercial se financiaron 30.8 por ciento de las empresas, menos que 36.5 por ciento del primer trimestre de 2020 y 20.9 por ciento señaló haber utilizado financiamiento de otras empresas del grupo corporativo y/o la oficina matriz, 5.3 por ciento de la banca de desarrollo, 4.2 por ciento de la banca domiciliada en el extranjero y 2.1 por ciento por emisión de deuda.

En tanto que 21.6 por ciento de las empresas utilizó nuevos créditos bancarios en el trimestre de referencia, menos que 24.2 por ciento previo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *