Publicado en Destacado, ESTATAL.

Algunos califican de oportuna la iniciativa que busca prohibirla; otros advierten que afectaría a 85 mil comercios.

 

La iniciativa presentada por la diputada local de Morena, Magaly Armenta Oliveros, con la que se busca prohibir, vender o regalar a niñas, niños y adolescentes bebidas azucaradas y alimentos de alto contenido calórico generó opiniones encontradas entre legisladores y el sector empresarial.

Algunos legisladores consideraron como oportuna dicha iniciativa, ya que con ella se podría lograr combatir el problema de la obesidad y el sobrepeso en menores. Sin embargo, otros diputados aseguran que no se consideraron las implicaciones económicas que la misma traerá para los micro, pequeños y medianos comercios. El sector empresarial hizo un llamado a los legisladores para que la iniciativa se analice y se consideren todos los puntos de vista antes de ser aprobada, pues económicamente podría afectar considerablemente a quienes se dedican a la venta o distribución de este tipo de productos.

El diputado Alexis Sánchez García aseguró estar en contra de la iniciativa porque existen múltiples problemas en el estado que deberían tener mayor prioridad, pues la venta de dicho tipo de productos no es la única solución al problema de obesidad y sobrepeso que existe en la entidad. “No tenemos que estar copiando a Oaxaca porque somos diferentes culturas, además de que Veracruz tiene problemas más importantes que atender y no la prohibición de dulces, gaseosas y todo lo que tenga que ver con azúcares que según dañan la salud de los niños, hay problemas más importantes como la delincuencia organizada, los problemas que estamos atravesando en la pandemia, problemas económicos, de salud, de educación”, dijo.

Refirió que no se contempló el rezago económico de las tienditas y pequeños comercios en donde se ofrece este tipo de productos y que a partir de la aprobación de la iniciativa, en caso de que ésta se dé, perderán ingresos y consideró que contrario a esta iniciativa se debe generar una regulación educativa, es decir, que desde las escuelas se apliquen clases de educación alimentaria para que los menores obtengan la información directa sobre los productos que dañan su salud, además de que se les muestre la manera correcta en la que deben consumir todo tipo de alimentos.

El coordinador de la bancada del PAN, Omar Miranda Romero, mencionó que la aprobación de la iniciativa afectaría a alrededor de 85 mil comercios en la entidad y unos 425 mil empleos directos, ya que la comercialización de este tipo de productos incluye a quienes lo empacan, distribuyen y lo ofertan. “En la mayoría de las ciudades, de los pueblos existen las tienditas, ahí habría una afectación directa a la economía. El tema de la alimentación de los niños es una responsabilidad directa de los padres, quienes son los que deben estar conscientes de lo que están dando como alimentación a sus hijos, el primer paso sería hacer una campaña de concientización con los padres”, expresó.

Señaló que como grupo legislativo están conscientes del problema de salud que se ha generado por el consumo desmedido de productos con altos niveles en azúcar y calorías, lo que, a su vez, ha provocado que se tengan cifras elevadas relacionadas con población que tiene obesidad y sobrepeso. Sin embargo, ya existen algunas medidas aplicadas en el combate a la obesidad y el sobrepeso, por ejemplo: la NOM 051, con la que se regula el etiquetado de alimentos y bebidas, con el fin de que se conozca la información relacionada con el contenido calórico de los mismos. Además, recordó que la prohibición de la venta de este tipo de alimentos en escuelas ya se encuentra establecido.

El diputado del PRI, Jorge Moreno Salinas, apoyó la iniciativa al manifestar que los menores deben alimentarse de forma sana y balanceada para evitar afectaciones físicas o médicas en un futuro. Refirió que se debe garantizar y buscar en todo momento cuidar su salud de los niños, niñas y adolescentes, pues con ello se disminuirán o erradicarán la obesidad, el sobrepeso y la diabetes, los cuales son consideradas, por ejemplo: una de las características físicas que incrementan los daños que trae consigo el virus del Covid-19.

Consideró que quienes se dedican a ofrecer productos a los menores, ya sea al interior de las escuelas o en los alrededores deben cambiar de estrategia y presentarles opciones saludables.

El diputado de Morena, Nahúm Álvarez Pellico, manifestó que de forma personal considera que la prohibición de la venta de este tipo de alimentos no es la vía correcta para lograr un avance en la materia, sino que se debe actuar desde la concientización.

Recordó que apoya directamente la propuesta de su compañera de bancada Ana Miriam Ferráez Centeno, quien presentó un Anteproyecto con Punto de Acuerdo por el que se exhortó a las autoridades competentes a sumarse, en forma coordinada, a la revisión de la propuesta de Iniciativa de ley para erradicar el sobrepeso y la obesidad en niñas, niñas y adolescentes del estado de Veracruz.

En ese sentido, dijo que se debe generar una campaña de información dirigida a la ciudadanía y a los tutores de los menores, ya que en algunos casos los menores se alimentan con productos que no son benéficos para su salud y cuando llega una pandemia como la actual el sistema inmune se encuentra desprotegido. Y por eso se pronuncia para que las dos propuestas se analicen de manera integral en una sola.

Respecto al tema el presidente de Canaco-Servytur Xalapa, Bernardo Martínez Ríos, puntualizó que se prevé que este tipo de iniciativas afecte directamente a la economía que actualmente se encuentra dañada por la pandemia que se vive desde hace varios meses.

Estamos en una situación económica adversa y vemos que se están planteando medidas que no son oportunas, habría que revisarlo, consensuar, nosotros estamos a favor de la salud, nos parece que es un tema educativo.

Solicitó a los legisladores prestar atención a todos los sectores que involucra la iniciativa, con el fin de conocer la situación económica real de los comercios, así como las estrategias que se pudieran aplicar en el combate a la obesidad y el sobrepeso.

“Nos parece que hay que revisarlo porque quizá de fondo no va a venir a combatir el problema que tenemos en México que es la obesidad y los hábitos de consumo que nos llevan a tener enfermedades que ya conocemos. La petición es que nos sentemos a platicar, que veamos las alternativas y que como sector podamos ser escuchados, que se tome en cuenta que estamos en una situación crítica, que se evite legislar al vapor, estamos a favor de la salud, pero queremos ver el contenido y las afectaciones que podríamos tener”, agregó.

MÁS QUE PROHIBIR HAY QUE INFORMAR

Tienditas están a favor de informar sobre la aportación calórico de bebidas y alimentos considerados como “productos chatarra” para disminuir los índices de obesidad en menores de edad.

José López Salas, encargado de la miscelánea Yoli, que lleva 47 años en la misma esquina de la calle profesor Rafael Ramírez Castañeda con el número 31 A, expresó que ve bien esta iniciativa que se presentó al Congreso del Estado, porque se informa a la ciudadanía del aporte calórico de los productos para que se tenga conciencia de lo que va consumir, por lo que no es algo que afectará a la tienda.

“Es como el tabaco y el alcohol, la gente lo consume por opción, así también los refrescos o las papitas, la gente la consumirá dependiendo de lo informado que esté”, dijo.

Expresó que es necesario que las personas también sepan cómo les puede perjudicar el exceso de grasa, de sal y de otros productos y señaló que esta iniciativa solamente es para que la gente esté informada sobre lo que va consumir, pero se considera como prohibición el no tener estos productos en las escuelas.

Sin embargo, recordó que en su tiempo no se podían vender estos productos y trataban de comer de forma saludable a la hora del receso.

Carlos Merino, representante de la Tienda Doris 2, ubicada en Rafael Ramírez número 37, comentó que ve con buenos ojos que los menores de edad no puedan adquirir estos productos. “Soy mayor de edad, igual me gusta la chatarra, pero sí me gustaría que en mi México dejara de haber menos obesidad”, agregó.

Mencionó que en parte lo que contribuye la obesidad es la comida chatarra, por lo que le parece excelente esta iniciativa para reducir el indice de obesidad en el país y detalló que aunque no es una solución sí es una alternativa que tendrá la población.

Con información de Melissa Hernández | Diario de Xalapa

VENTAS CAERÍAN HASTA 70%

CÓRDOBA, Ver.- En peligro el comercio y empleo de vendedores de botanas y chicharrones ante la propuesta de prohibir la venta de comida chatarra a menores de edad en el estado, con lo sería de 70% la pérdida económica que tendría este sector, dio a conocer Abraham López, propietario de un negocio de venta y distribución de botanas en la región. Botanas El Cordobés, un producto arraigado en la zona y que se encuentra principalmente en las tienditas, es una mini empresa que cuenta con 16 empleados que se encargan de la creación y distribución de botanas, que van desde chicharrones, cacahuates, habas con chile, papas y demás productos que podrían estar en peligro de desaparecer o reducir su planta laboral.

“Hasta el momento no estoy muy enterado de cómo va el proceso legal de esta ley, pero a nosotros sí nos afectaría bastante porque nosotros damos trabajo a 16 personas y nos afectaría en casi un 70% de nuestra venta, contemplaríamos hasta despedir personal”, explicó el micro empresario, quien indica que no sólo ellos distribuyen estos productos.

Dentro del porcentaje de público que consume sus botanas un 25% corresponde a menores de edad, por lo que la prohibición sí representará una gran problemática para este sector económico.

 

FUENTE: Diario de Xalapa

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *