Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

La sinopsis en donde una niña baila «sensualmente» y un póster en donde pequeñas posan con poca ropa y en posiciones sexualizadas encendió las alarmas de los internautas.

 

Feministas y otras personas volvieron tendencia este jueves 20 de agosto la frase «Netflix Pedofilia» con la que se encargaron de criticar en redes sociales el poster, la sinópsis y el contenido en general de su nueva película Cuties, en los que, según las quejas de los usuarios se hipersexualiza a las niñas protagonistas del filme que se estrenará en la plataforma el próximo septiembre.

En realidad, las críticas se enfocan más en el póster y la sinopsis lanzada originalmente por Netflix, en donde insisten en hacer hincapié en la sexualidad de las menores.

La película cuenta la historia de Amy, una pequeña 11 años cautivada por un grupo de menores de su edad que tienen como pasión el  baile. Ella quiere formar parte de eso por lo cual, deberá desafiar las normas de una familia extremadamente religiosa para poder lograrlo y, así mismo, refugiarse en la danza de los problemas que la acechan.

Sin embargo, la sinópsis original que lanzó Netflix originalmente hacía alusión a la sexualidad de un grupo de niñas, destacandoque Amy, la protagonista quien en todo el tiempo es tratada de «jovencita» a pesar de tener sólo 11 años, «empieza a explorar su feminidad, desafiando las tradiciones de su familia» y «bailando sensualmente», lo que despertó la alarma de los tuiteros quienes afirmaron que esta reseña alentaba la cosificación de las niñas sexualizando a las protagonistas por lo que alienta, también la pedofilia.

Otra cosa que llamó la atención de los denunciantes es que el poster que lanzó Netflix no tiene nada que ver con el original de la película francesa, pues en el de la plataforma de streaming aparecen las protagonistas posando con poca ropa y posiciones sumamente sexualizadas.

Al recibir la crítica, Netflix España respondió a un tuit asegurando que habían cambiado el poster y la sinopsis de la película, lo que tampoco dejó tan satisfechos a los internautas pues se seguía hablando de ellas como si estuvieran a punto de alcanzar la madurez cuando en realidad, son apenas unas niñas de 11 años.

Por el momento, en redes sociales se llama a un boicot para que nadie vea la película y se ha solicitado no añadirla al catálogo el próximo septiembre.

 

FUENTE: Milenio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *