Publicado en Destacado, INTERNACIONAL, NACIONAL.

Hay algo en el estilo de Shakira con una esencia profundamente effortless que siempre fascinará. La cantante colombiana nos enseñó a principios de los años 2000 cómo usar los jeans a la cadera (e incluso a combinarlos con vestidos), que el pelo rebelde sí es buena idea y que el rubio le va muy bien a las morenas. Disrupción tras disrupción, se convirtió en un icono de estilo latinoamericano.

Nuevamente, la intérprete de La tortura, nos ha dado muestras de lo innovadores que pueden ser sus estilismos con mínimos detalles. En una secuencia compartida con sus más de 60 millones de seguidores, la cantante luce una infalible camisa blanca en combinación con una corbata en color negro. Aunque no podemos ver la parte inferior de su outfit, con las prendas anteriores podemos confirmar una inesperada tendencia genderless.

Sí, las corbatas, un elemento que se atribuye a la masculinidad en el imaginario colectivo, dejaron de ser exclusivas para hombres, un suceso que ocurrió de la mano de las pasarelas y el street style. En el primer escenario, las vimos la temporada otoño/invierno de casas como Dior, Prada, Chanel, Rag & Bone, Rokh y Toga, en looks que apostaban por las tonalidades neutras o contrastantes.

Por su parte, las asistentes a las semanas de la moda de dichas temporadas en ciudades como Milán, Londres, París, Copenaghe y Nueva York, ratificaron esta obsesión, combinando corbatas en looks con inspiración sartorial, de estética andrógina y, sobre todo, muy, muy elegante.

Ahora, Shakira reitera el uso de corbata en la antesala del otoño. Podemos apreciar que se trata de una camisa blanca al cuerpo y, fiel a ese allure desenfadado que la caracteriza, desabotonó la primera parte de la prenda y dobló las mangas para llevarlas tres cuartos.

Para estas tendencias de otoño, el género no existe, aquí lo que realmente importa es la capacidad de gozar de la moda sin etiquetas que te definan.

De las prescriptoras de estilo del street style aprendimos que los trajes sastre (en cualquiera de sus versiones) son el atuendo en donde las corbatas lucen su estética genderless y poderosa en todo su esplendor. ¿Por qué nos obsesiona esta tendencia? Quizá por su energía rebelde, aquella que se apoderó de Marlene Dietrich o Katherine Hepburn cuando les dijeron que usar pantalones en los años 50 sería todo un escándalo.

Por supuesto, los tiempos han cambiado. Ahora vemos a un icono de estilo como Shakira con la combinación corbata+camisa y solo podemos pensar en el próximo look que nos pondremos inspirado en la cantante colombiana.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *