Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Moscú también ayudó a la campaña de Trump luego de que este se convirtiera en virtual candidato republicano, señala el documento del panel bipartidista.

El presidente ruso Vladimir Putin ordenó el hackeo en 2016 de las cuentas del Partido Demócrata y la publicación de correos electrónicos destinados a dañar la campaña de Hillary Clinton, concluyó el Comité de Inteligencia del Senado estadounidense en el informe final de su investigación sobre Rusia, que también encontró que el presidente Donald Trump no se confabuló con Moscú.

«El presidente Vladimir Putin ordenó el esfuerzo ruso de piratear redes informáticas y cuentas afiliadas al Partido Demócrata y filtrar información que dañara a Hillary Clinton y su campaña para la presidencia», escribió el panel bipartidista en el informe, que fue publicado este martes.

«El intento de Moscú fue para dañar la campaña de Clinton, empañar la esperada administración presidencial de Clinton, ayudar a la campaña de Trump después de que Trump se convirtió en el virtual candidato republicano y socavar el proceso democrático de Estados Unidos «, añade.

La investigación de tres años del comité encontró numerosos contactos entre asociados de Trump y rusos o personas con vínculos con el gobierno ruso, así como esfuerzos de Trump para aprovechar las filtraciones políticamente, pero el comité “no encontró evidencia de colusión entre el presidente Trump y los rusos».

El informe calificó la presencia del ex presidente de la campaña de Trump, Paul Manafort, como una «grave amenaza de contrainteligencia».

Manafort «creó oportunidades para que los servicios de inteligencia rusos ejercieran influencia sobre la campaña de Trump y adquieran información confidencial sobre ella», indicó el informe. El comité estaba particularmente preocupado por el intercambio de información de Manafort con personas que dice que estaban afiliadas a los servicios de inteligencia rusos y sus asociados. del oligarca ruso Oleg Deripaska.

El senador Mark Warner de Virginia, el principal demócrata del panel, apuntó que el informe, que incluía la clasificación de millones de documentos y cientos de entrevistas con testigos, reveló «un nivel impresionante de contactos entre funcionarios de Trump y agentes del gobierno ruso».

«Esto no puede volver a suceder», señaló en un comunicado. «A medida que nos adentramos en el calor de la temporada de campaña de 2020, insto encarecidamente a las campañas, al poder ejecutivo, al Congreso y al pueblo estadounidense a que presten atención a las lecciones de este informe para poder proteger nuestra democracia».

FUENTE: El Financiero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *