Publicado en Destacado, NACIONAL.

En estos últimos días de ‘vacaciones’ sorprende a los más pequeños con tres fáciles trucos de magia, los cuales incluso podrás aprender a hacer junto con ellos

CIUDAD DE MÉXICO

Si bien la contingencia sanitaria por el Covid-19 puede ser un problema para niñas y niños, bien puede ser un momento para sorprenderlos con algunos fáciles trucos de magia, los cuales incluso podrían ser practicados por ellos.

En YouTube encontrarás una gran cantidad de video en los que se te enseñará a hacer toda clase de trucos de magia, no obstante, algunos son muy elaborados o difíciles, pero no te preocupes, porque aquí te compartiremos tres muy fáciles que puedes llevar a cabo con materiales que podrías tener en casa, o bien, que podrías sustituir por otros con sólo ingeniártelas.

EL ANILLO QUE VA SOLO DE UN LADO A OTRO

Con sólo una liga y un anillo podrás realizar este truco que sin duda dejará boquiabierto a los más pequeños del hogar, pues lo único que debes hacer es cortar la liga por la mitad y atravesar con ésta un anillo.

Ahora bien, debes estirar la liga, pero no toda, esconde entre tus dedos una parte, pues es primordial para que el truco funcione al 100 por ciento. Una vez hayas hecho esto, estira la liga y deja el anillo cercano a la mano en la que escondes el pedazo de liga que no está estirado. El siguiente paso consiste en soltar, poco a poco, ese fragmento de liga mientras el resto está estirada. Esto hará que el anillo se mueve hacia el otro extremo, pero puedes decirle a la niña o niño que se concentre en mover el anillo… y “lo hará”.

LÁPIZ MAGNÉTICO

Este truco es uno de los más fáciles y sólo necesitaras un lápiz, pluma, un palillo, una ramita… y tus dos manos.

Para ejecutar esta ilusión óptica debes extender una mano y colocar en la palma el lápiz (justo entre a la mitad de los dedos pulgar e índice). Ahora, sujeta con la otra mano tu muñeca, pero coloca tus dedos índice y medio sobre el lápiz y sujétalo bien. Listo, no pierdas esta posición y coloca sus manos en el aire y siempre ocultando la mano con la que detienes el lápiz.

DESAPARECE UNA MONEDA Y UN VASO

Para este truco sólo necesitas una moneda, un vaso pequeño (de preferencia de vidrio) y una hoja de cuaderno arrugada, pues ésta será de suma importancia.

Siéntate frente a una mesa de tal manera que tus piernas no pueda verlas la persona que se siente frete a ti. Ahora bien, coloca la moneda sobre la mesa, cúbrela con el vaso y luego coloca encima de éste la hoja de papel y marca bien la forma del vaso.

Una vez hecho esto, levanta con cuidado el vaso con la hoja de papel, de tal manera que no muestres que estás levantando el vaso al mismo tiempo. Este momento es crucial, ya que deberás crear un efecto distractor con la mano desocupada y eso lo lograrás señalando la moneda, así, lleva hacía ti la mano con el vaso y con cuidado deja caer muy disimuladamente el vaso en tus piernas, pero ojo, sólo el vaso, puedes debes continuar sosteniendo la la hoja con la forma de vaso.

Luego de crear el efecto distractor nuevamente cubre la moneda con el papel con forma de vaso… y… ¡aplasta! ¡El vaso ha desaparecido! Pero aún no termina el truco, ya que deberás recoger la moneda con la hoja aplastada y ésta la deberás enrollar. ¡Listo!, niñas y niños se quedarán con el ojo cuadrado ante este truco que suena más complicado de lo que es.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *